Recetas tradicionales

Corona planea duplicar el tamaño de producción

Corona planea duplicar el tamaño de producción

Para 2018, la empresa cervecera espera producir al menos 8,4 millones de barriles.

Corona está en proceso de duplicar su planta en Nava, México.

Buenas noticias para los fanáticos de Corona: la planta de producción planea duplicar su tamaño para mantenerse al día con la demanda estadounidense, según el Wall Street Journal.

Corona se produce en Nava Brewery en Nava, México, justo al lado de la frontera con Texas. Además de duplicar su tamaño, la planta recibirá cuatro hornos para 2018, aumentando el suministro en un 50 por ciento.

Constellation Brand es propietaria de las cervezas Corona, Modelo Especial y Pacifico. Los envíos de Corona han aumentado casi un 10 por ciento en los últimos cinco años, subiendo a 7,8 millones de barriles, lo que la convierte en la quinta cerveza más vendida en el país. Modelo Especial llega cerca de la novena posición.

Bill Hackett, presidente de la división de cerveza de Constellation Brands, dijo a The Wall Street Journal que su mayor temor es quedarse sin cerveza. Es por eso que la compañía quiere expandirse e incluso está buscando comenzar la construcción en California para una segunda ubicación de cervecería.

Con la expansión, se proyecta que Constellation producirá al menos 8.4 millones de barriles de cerveza para 2018, según ejecutivos de la compañía. La segunda fábrica de cerveza podría llevar ese total a 21 millones de barriles.

Si alguna vez te preocupó que Corona iba a dejar de producir cerveza, ya no tienes que preocuparte.


Corona planea duplicar el tamaño de la producción - Recetas

CONSERVACIÓN Y CONSERVACIÓN

Elimine las conjeturas al enlatar sus propias frutas, conservas y verduras con nuestra práctica guía de conservas y conservas.

DÍA CONMEMORATIVO

¡Celebre el Día de los Caídos el 31 de mayo!

RECETAS MEXICANAS

Recetas de fajitas, enchiladas, tamales, tacos y más. Más de 1,000 recetas al estilo mexicano.

GALLETAS DE CHOCOLATE CHIP

En el puesto número 1 en casi todas las encuestas de "galletas favoritas", la galleta con chispas de chocolate es la galleta preferida tanto por niños como por adultos.

COPYCAT PIZZAS

La noche de pizza es siempre una de las favoritas, especialmente cuando tiene una pizza de excelente sabor de algunos de los restaurantes más populares.

TODO TERCIOPELO ROJO

Recetas deliciosas para pasteles de terciopelo rojo, cupcakes y tartas de queso.

RECETAS A LA PARRILLA DE GEORGE FOREMAN

Este pequeño aparato de cocina puede cocinar cualquier cosa, desde hamburguesas, quesadillas, filetes de salmón y tostadas francesas.

14 DELICIOSAS MANERAS DE USAR QUESO RICOTTA

Este queso italiano es tan versátil que se puede utilizar tanto en recetas dulces como saladas, desde tartas de queso hasta lasañas.

COCINAR CON WHISKY DE JACK DANIEL

Este whisky icónico es un "Jack de todos los oficios" cuando se trata de cocinar. Mézclelo en un poco de pasta, como una salsa salada, e incluso hornee en algo dulce.

DESAYUNO MIENTRAS DUERME

Haga que sus mañanas sean un poco menos agitadas con estas recetas de desayuno durante la noche. Prepárese la noche anterior y disfrute de una comida cálida y reconfortante por la mañana.

CÓCTELES DE VODKA

El nombre, vodka, proviene de la frase rusa zhiznennaia voda, o "agua de vida". Se puede hacer con todo, desde patatas hasta remolacha. Se considera bastante insípido, lo que lo convierte en un excelente licor para bebidas mixtas.

RECETAS DE CAMARONES

Los camarones se pueden freír, asar, hornear y asar a la parrilla y se pueden servir como aperitivos, platos principales, sopas y más.

ALA DE BÚFALO TODO

¿Te encantan las alas de búfalo? Obtén ese mismo sabor picante y vigoroso en todo, desde huevos rellenos hasta enchiladas. Y por supuesto: alas.

DIPS DE ESPINACAS COPYCAT

¿Te encanta la salsa de espinacas en restaurantes como TGIFriday's y Olive Garden? Hágalo en casa con estas recetas de imitación fáciles de seguir.

CENA ESTA NOCHE: CARNE MOLIDA

¿En una rutina de cocina? Pruebe una de estas recetas de sabor probado y aprobadas por la familia con carne molida.

QUE HACER CON POLLO SOBRANTE

¿Tienes sobras? Tenemos recetas. 18 deliciosas recetas con pollo cocido (¡más 9 recetas extra!)

COCINAR CON CERVEZA

La cerveza mejora la masa, la carne más tierna y las salsas más sabrosas.

En línea desde 1995, CDKitchen se ha convertido en una gran colección de deliciosas recetas creadas por cocineros caseros y chefs profesionales de todo el mundo. Nos gustan los bocadillos sabrosos, la buena comida y la comida divertida. Únase a nuestra comunidad de más de 202,500 miembros: busque una receta, envíe la suya, agregue una reseña o cargue una foto de la receta.

Copyright y copia 1995-2021. Reservados todos los derechos. CDKitchen, Inc.21: 05: 31: 04: 02: 31: C:


El plan de regreso a clases de Ontario ignora un problema obvio

Prácticamente grité esto en la pantalla de mi computadora mientras leía las últimas noticias sobre el plan de reapertura de la escuela en Ontario. Aunque la provincia dice que no obligará a las juntas escolares a finalizar los detalles antes de agosto, una recomendación clave en sus pautas más recientes es "agrupar" a los estudiantes, mantenerlos en grupos de 15 o menos estudiantes con el mismo maestro todo el día. Dado que las clases suelen duplicar ese tamaño, esto significa que el gobierno está ordenando a todas las juntas escolares que al menos comiencen el año con un enfoque de “aprendizaje híbrido” que hará que los niños asistan a la escuela en días alternos, o tal vez en semanas alternas.

Esto no era lo que ningún padre quería escuchar. Eran las últimas semanas de clases, cuando muchos de nosotros estábamos reuniendo nuestra última pizca de energía de la educación en el hogar para tratar de organizar regalos para los maestros o idear celebraciones de fin de escuela socialmente distanciadas. En nuestra familia, de hecho, quemamos ceremoniosamente nuestro horario de clases en casa abandonado hace mucho tiempo (pero todavía colgado simbólicamente en el refrigerador). ¿Se supone que debemos hacer alegremente uno nuevo en solo un par de meses?

Las recomendaciones del gobierno dicen que la cohorte se trata de "minimizar la cantidad de estudiantes y maestros con los que cualquier individuo entra en contacto, y mantener la consistencia en esos contactos tanto como sea posible". Está bien, tiene sentido. Esto está en línea con lo que hacen los hospitales y hogares de ancianos para reducir la transmisión y facilita el rastreo de contactos durante un brote. Ciertamente, parece más sensato que esperar que los niños pequeños puedan distanciarse físicamente o usar una máscara durante todo el día. Pero en serio, ¿a dónde esperan que vayan los niños en los días sin clases?

Si los niños solo están en la escuela a medio tiempo en el otoño, muchos niños se dispersarán hacia las guarderías y las niñeras en sus días libres (aumentando instantáneamente su número de contactos varias veces y presumiblemente negando muchos de los beneficios previstos de la cohorte) y otros lo harán estar en casa con padres distraídos o miembros de la familia abrumados.

De acuerdo con las pautas, a los estudiantes se les asignará un "trabajo vinculado al plan de estudios" y participarán en línea en el "aprendizaje sincrónico con sus compañeros de clase" cuando no estén en la escuela. En otras palabras, la provincia parece imaginar que los niños estarán en casa, con una pantalla dedicada por niño, Internet de alta velocidad en funcionamiento y un adulto disponible, y no ocupado trabajando, para ayudar a facilitar todo este aprendizaje remoto de alta calidad. La suposición parece ser que las familias manejarán este horario de medio tiempo como lo hayan hecho desde que comenzó el cierre inicial en marzo. Pero aquí está la cuestión: la mayoría de las familias no se han manejado muy bien en absoluto.

Estos últimos 100 días, nos acurrucamos. Continuamos durmiendo poco y tomamos decisiones imposibles de exponer potencialmente a parientes ancianos al virus para que pudiéramos ir a nuestros trabajos esenciales mientras ellos cuidaban a los niños. Dejamos que nuestros hijos vean demasiada televisión, los ahuyentamos mientras intentamos parecer profesionales en las reuniones de Zoom y convertimos las mesas de la cocina en estaciones de arte y manualidades ad hoc. Aceptamos que los hermanos adolescentes podrían tener que sacrificar su propio trabajo escolar para poder ayudar a cuidar a los más pequeños. Trabajamos en turnos triples como empleados, maestros de educación en casa y padres. Lloramos, enfurecimos, recortamos horas y perdimos trabajos. Solicitamos el CERB, cosimos máscaras, fingimos que el fitness online era divertido y subimos a Instagram pequeños momentos de alegría mientras nos preocupábamos por las finanzas y el futuro. Nos compadecimos en los mensajes de texto grupales y en las redes sociales, y nos turnamos para llorar. (Pero nunca frente a los niños, porque esto ya es bastante difícil para los niños, nos dijimos a nosotros mismos, mientras escapábamos al baño para hacer el pergamino y respirar profundamente).

Y lo logramos. Fue una emergencia, ¿qué opción teníamos? Pero no podemos seguir haciéndolo indefinidamente.

Decirles a los padres que se preparen para enviar a sus hijos a la escuela a medio tiempo, sin dar una pista de un plan o financiamiento para abordar el problema obvio de dónde irán los niños en los días libres y quién los enseñará y cuidará en los días en que no están. 't en un salón de clases - no puede contar como "un plan de reapertura de la escuela". Significa que nuestro gobierno esencialmente les está diciendo a todos los padres que ya están al final de sus cuerdas que los últimos tres meses han estado bien. Y que si nos las arreglamos todos los días sin clases, por supuesto que podemos hacerlo cada dos días sin clases. Y si eso significa que mamá tiene que renunciar a su trabajo, o la abuela podría enfermarse mientras interviene para cuidar a los niños, entonces está bien.

Pero no está bien. Y no es justo para los padres, especialmente no para las mujeres que, estadísticamente, tienen más probabilidades de tener que reducir el trabajo o renunciar a sus trabajos para cuidar a sus hijos. Y tampoco es justo para los niños.

En sus recomendaciones para el plan de reapertura de la escuela publicadas este mes, los médicos del hospital SickKids estaban a favor de agrupar a los grupos de edad más jóvenes tanto como fuera posible, pero desaconsejaron específicamente hacerlo "de una manera que comprometa la asistencia diaria a la escuela". Las pautas de SickKids han sido criticadas por algunos por descontar demasiado los riesgos potenciales de COVID-19 en los niños, pero como madre, aprecio su énfasis en los impactos en la salud física y mental del cierre de escuelas y la inconsistencia en el desarrollo y el bienestar de los niños pequeños. Como a muchos padres, me ha roto el corazón al ver lo desestabilizados que parecían mis hijos después de la pérdida repentina de sus mundos sociales más amplios: todos los amigos, los maestros con los que se habían hecho más cercanos, los queridos entrenadores. Mi hijo de cinco años tiene un nuevo miedo preocupante a los extraños y mi hijo de ocho ahora es propenso a llorar y a negarse airadamente a nuestros bienintencionados intentos de ayudar con las tareas escolares.

Entiendo que los políticos, los funcionarios de salud pública y las juntas escolares de todo el país se encuentran en una situación difícil. No existe un plan perfecto de reapertura de escuelas que pueda garantizar al 100% la seguridad y el bienestar de todos los estudiantes, maestros, personal y familias. Pero los padres merecen, como mínimo, una explicación clara (con notas científicas, si me saliera con la mía) de por qué los grupos de 15 niños pequeños son significativamente mejores desde una perspectiva de salud pública que los grupos de 30, especialmente si no hay fondos para crear más lugares de cuidado infantil, sin presupuesto o iniciativa para contratar o reasignar más maestros para crear clases más pequeñas, y no se ofrece orientación sobre cómo se supone que debemos mantener a los niños limitados a sus cohortes en los días que no están en la escuela.

Si la expectativa es que los niños estén en casa en sus días libres, entonces necesitamos un sistema de licencia para los padres de niños en edad escolar que proporcione apoyo a los ingresos y el derecho a regresar al trabajo que se base en cómo ya apoyamos la licencia parental para padres que cuidan a los bebés.

Una solución real requiere invertir en algo más que un aumento de los horarios de desinfección de las escuelas y una mejor tecnología. La promesa de la provincia de fondos para servicios de salud mental para estudiantes y apoyo para necesidades especiales es un buen comienzo, pero es una estrategia reactiva e insuficiente. Un plan proactivo y verdaderamente responsable para el otoño incluiría contratar más maestros y educadores de la primera infancia y trabajar con los municipios para liberar espacios físicos adicionales, como centros comunitarios, que podrían usarse para el aprendizaje de grupos pequeños. Un plan verdaderamente ambicioso y con visión de futuro podría involucrar experimentos en educación al aire libre u otro aprendizaje experimental no basado en el aula. Si nuestro gobierno está realmente preocupado por los niños y las familias, debe invertir ahora para evitar una cascada de nuevas crisis de salud pública, educación y economía en los próximos años.

Por supuesto, es difícil para cualquiera hacer planes concretos, incluidos los formuladores de políticas, porque los datos sobre la transmisión de COVID-19 (especialmente por niños) están incompletos. Además, las tasas de infección varían según la región y no sabemos cómo serán los totales de casos en dos meses.

Sé que algunos argumentarán que la escuela de medio tiempo es mejor que ninguna escuela, que algo es mejor que nada. Pero la política actual del gobierno se basa en la suposición ofensiva de que "las mamás simplemente lo resolverán", y me niego a creer que este plan es lo mejor que podemos hacer.

Nota del editor & # 8217s:

Espero que hayas disfrutado leyendo este artículo de Castellano. Nuestro equipo está trabajando arduamente para crear contenido de calidad que informe, inspire y ofrezca un escape durante este momento desafiante.

Pero hacer una revista, y las historias que publicamos en línea, no es gratis. Castellano se basa en el arduo trabajo y la dedicación de nuestros escritores, editores y personal de producción. Si puede pagarlo, la compra de una suscripción a nuestra revista impresa es una excelente manera de respaldar el trabajo que hacemos, y nuestro equipo realmente lo agradecería. Hay una oferta de suscripción increíble en este momento, en la que recibirá tres ediciones impresas por solo $ 5.

Castellano se ha mantenido como una marca canadiense icónica durante más de 90 años gracias a su periodismo galardonado, recetas probadas en tres ocasiones, consejos de salud confiables y contenido de decoración y estilo que despierta alegría. Si puede, suscríbase aquí para ayudar a garantizar que podamos seguir creando un periodismo que sea importante para las mujeres canadienses.


Apoyando la lucha

QUÉ SABER SOBRE EL CORONAVIRUS (COVID-19 EXPLICADO)

¿Qué es el coronavirus?

Los coronavirus son una gran familia de virus, algunos de los cuales causan enfermedades respiratorias en los seres humanos que van desde resfriados comunes hasta afecciones más graves como el síndrome respiratorio agudo severo (SARS) y el síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS)..1

El 'nuevo coronavirus' es una nueva cepa de coronavirus no identificada previamente. El nuevo coronavirus involucrado en el brote actual ha sido nombrado SARS-CoV-2 por la Organización Mundial de la Salud (OMS). 3La enfermedad que causa se ha denominado “enfermedad por coronavirus 2019” (o “COVID-19”). 1,2

  • 1 Preguntas y respuestas sobre coronavirus. Organización Mundial de la Salud. https://www.who.int/news-room/q-a-detail/q-a-coronaviruses. Consultado el 28 de febrero de 2020.
  • 2 Palabras del Director General de la OMS en la rueda de prensa sobre 2019-nCoV el 11 de febrero de 2020. Organización Mundial de la Salud. https://www.who.int/dg/speeches/detail/who-director-general-s-remarks-at-the-media-briefing-on-2019-ncov-on-11-february-2020. Consultado el 14 de febrero de 2020.

¿Cómo se propaga el virus?

El COVID-19 puede transmitirse de persona a persona generalmente a través del contacto cercano con una persona infectada o a través de gotitas respiratorias que se dispersan en el aire cuando una persona infectada tose, estornuda, habla o canta. Las gotitas pueden caer en la boca o la nariz de las personas que estén cerca. La propagación es más probable cuando las personas están a una distancia de 6 pies entre sí.

El COVID-19 parece propagarse de manera fácil y sostenible en la comunidad en muchas áreas que se ven afectadas. Esto se conoce como propagación comunitaria, lo que significa que las personas han sido infectadas con el virus y luego pueden transmitirlo a otras personas con las que entren en contacto.

  • 1 Preguntas y respuestas sobre coronavirus. Organización Mundial de la Salud. https://www.who.int/news-room/q-a-detail/q-a-coronaviruses. Consultado el 28 de febrero de 2020.
  • 2 FAQ: Difusión y transmisión. Centros de Control y Prevención de Enfermedades. https://faq.coronavirus.gov/spread-transmission/.

¿A dónde se ha propagado el COVID-19?

Al 3 de noviembre de 2020, 216 países y territorios habían informado alrededor de 47,6 millones de casos de COVID-19 y 1,2 millones de muertes desde que China notificó sus primeros casos a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en diciembre de 2019.

¿Cuales son los sintomas?

Las personas con COVID-19 pueden tener síntomas que van de leves a graves. Los síntomas pueden aparecer de 2 a 14 días después de la exposición al virus. Pero tenga en cuenta que hasta el 40% de las personas infectadas con el virus pueden no presentar ningún síntoma. Para aquellos que se vuelven sintomáticos, los síntomas más comunes de COVID-19 incluyen:

  • Fiebre o escalofríos
  • Tos
  • Falta de aliento o dificultad para respirar.
  • Fatiga
  • Dolores musculares o corporales
  • Dolor de cabeza
  • Nueva pérdida del gusto u olfato
  • Dolor de garganta
  • Congestión o secreción nasal.
  • Náuseas o vómitos
  • Diarrea

Cómo protegerse del coronavirus

Practicar una buena higiene es muy importante y es la mejor manera de protegerse a sí mismo y a los demás.

Cuando sea posible, mantenga al menos una distancia de 1 metro o 6 pies entre usted y los demás. Dado que es posible que algunas personas infectadas aún no presenten síntomas o que sus síntomas sean leves, es una buena idea mantener una distancia física con todos.

Para ayudar a prevenir el COVID 19:

  1. Lávate las manos con frecuencia con agua y jabón durante al menos 20 segundos, especialmente después de haber estado en un lugar público, o después de sonarse la nariz, toser o estornudar.
  2. Evite el contacto cercano. Ponga 6 pies de distancia entre usted y cualquier persona cuando esté fuera de su casa.
  3. Cúbrete la boca y la nariz con una máscara o una cubierta facial de tela cuando esté cerca de otras personas en todo momento.
  4. Cubra la tos y los estornudos con un pañuelo de papel o use el interior de su codo.
  5. Limpiar y desinfectar a diario las superficies que se tocan con frecuencia. Esto incluye mesas, picaportes, interruptores de luz, encimeras, manijas, escritorios, teléfonos, teclados, inodoros, grifos y lavabos.
  6. Controle su salud a diario y siga las instrucciones de los CDC si se presentan síntomas.
  • 1 Preguntas y respuestas sobre coronavirus. Organización Mundial de la Salud. https://www.who.int/news-room/q-a-detail/q-a-coronaviruses. Consultado el 28 de febrero de 2020.
  • 5 Cómo protegerse y proteger a los demás. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/prevent-getting-sick/prevention.html.

¿Qué hacer si sospecha que está infectado?

Si tiene fiebre, tos u otros síntomas, es posible que tenga COVID-19. La mayoría de las personas padecen una enfermedad leve y pueden recuperarse en casa. Si cree que pudo haber estado expuesto al COVID-19, comuníquese con su proveedor de atención médica.

Lleve un registro de sus síntomas porque las cosas podrían empeorar rápidamente. Si tiene una señal de advertencia de emergencia (incluida la dificultad para respirar), obtenga atención médica de emergencia de inmediato.


Seguimiento de contactos

Recursos y orientación de expertos para rastrear la pandemia COVID-19

Seguimiento de contactos COVID-19: un curso de Johns Hopkins

La crisis de COVID-19 ha creado una necesidad sin precedentes de rastreo de contactos en todo el país, lo que requiere que miles de personas aprendan habilidades clave rápidamente. Las calificaciones laborales para los puestos de búsqueda de contactos difieren en todo el país y el mundo, con algunos puestos nuevos disponibles para personas con un diploma de escuela secundaria o equivalente.

USA Today: Advertencias de exposición al COVID-19 para iPhone, teléfonos Android: las aplicaciones aún esperan una adopción generalizada

Seis meses después de la llegada de las primeras aplicaciones para teléfonos inteligentes con advertencia de COVID-19 creadas en un marco de preservación de la privacidad de Apple y Google, siguen siendo otra escasez de pandemia de coronavirus.

recurso | 25 de noviembre de 2020

Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health: Monitoring and Evaluating Contact Tracing Programs

Póngase en contacto con cursos de rastreo, métricas y herramientas de la Escuela de Salud Pública Bloomberg.

recurso | 25 de noviembre de 2020

Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg: ConTESSA

Una herramienta interactiva que complementa el curso de Coursera de medición y maximización del impacto de COVID-19 Contact Tracing. Esta herramienta se puede utilizar para estimar el impacto de un programa de rastreo de contactos en la transmisión y elaborar estrategias para aumentarlo.


Guía y recursos de Cal / OSHA COVID-19

Las regulaciones de seguridad y salud en el lugar de trabajo en California requieren que los empleadores tomen medidas para proteger a los trabajadores expuestos a enfermedades infecciosas como el nuevo coronavirus (COVID-19), que está muy extendido en la comunidad. Cal / OSHA ha publicado los siguientes recursos para ayudar a los empleadores a cumplir con estos requisitos y proporcionar a los trabajadores información sobre cómo protegerse y prevenir la propagación de la enfermedad.

Cal / OSHA recomienda que la guía, los materiales educativos, los programas y planes modelo y otros recursos que se proporcionan a continuación se revisen con los procedimientos existentes del empleador para garantizar que los trabajadores estén protegidos.


Palabras del presidente Biden sobre la lucha para contener la pandemia de COVID-19

EL PRESIDENTE: Gracias por tomarse el tiempo de estar aquí. Buenas tardes. Estoy acompañado por Jeff Zients, quien encabeza todo nuestro equipo de COVID. Y hoy, lo que me gustaría hacer es actualizarlo sobre dónde estamos. Mañana, comenzaremos las reuniones informativas que se realizarán de forma regular con el Sr. Zients y su equipo. Así que estamos trayendo de vuelta a los profesionales para que hablen sobre COVID de una manera sin adornos. Cualquier pregunta que tenga, así es como la manejaremos porque estamos dejando que la ciencia vuelva a hablar.

Por lo tanto, me gustaría informarle sobre los pasos agresivos que estamos tomando para cumplir con nuestro objetivo de administrar 100 millones de inyecciones de la vacuna COVID-19 en un plazo de cien días y aumentar la vacuna. suministro tan rápido como podamos.

Este será uno de los desafíos operativos más difíciles que jamás hayamos afrontado como nación. Lo he dicho antes, pero debo decirlo de nuevo porque vamos a hacer y vamos a hacer todo lo posible para lograrlo. Pero muchas cosas pueden salir mal en el camino.

Y así, como dije en el pasado, queremos dar crédito a todos los involucrados en este esfuerzo de vacuna y a la administración previa y a la comunidad científica y la esfera médica (el equipo técnico recae en el piso) & # 8212 por conseguir el programa & # 8212 Yo no & # 8217t lo hice, lo prometo & # 8212 (risas) & # 8212 por conseguir que el programa despegara. Y ese crédito es absolutamente debido.

Pero tampoco es ningún secreto que hemos descubierto recientemente, en los últimos días de la transición, y no fue hasta los últimos días que obtuvimos el tipo de cooperación que necesitábamos, que una vez que llegamos, la vacuna El programa está peor de lo que anticipamos o esperábamos. Muchos de ustedes que siguen esto & # 8212 y nadie lo está & # 8212 lo digo sinceramente, la prensa es el grupo de personas más inteligente de la ciudad, ustedes perfeccionan estas cosas, claramente & # 8212 creo que encontraron lo mismo.

Incluso antes de asumir el cargo, anuncié una nueva vacuna y una estrategia de vacunación que se centra en el liderazgo federal y la ejecución para todo nuestro país. Y esa es la razón por la que ordené a mi equipo de COVID que se pusiera a trabajar de inmediato y cómo podríamos intensificar los esfuerzos de vacunación y las vacunas.

Me complace anunciar el primer progreso en ese trabajo hoy, día siete de mi presidencia. Primero, después de la revisión de las plantas de fabricación de suministro de vacunas actuales, puedo anunciar que aumentaremos la distribución general de vacunación semanal a los estados, tribus y territorios de 8,6 millones de dosis a un mínimo de 10 millones de dosis, a partir de la próxima semana. Eso es un aumento de 1,4 millones de dosis por semana.

Y todos ustedes saben & # 8212 si se me permite señalar, entre paréntesis & # 8212 todos saben & # 8212 saben que las vacunas se distribuyen a los estados según la población. Se basan en la población. Entonces, cuanto más pequeño es el estado, menos vacunas, más grande es el estado, más reciben. Y entonces esto permitirá que millones de estadounidenses más se vacunen antes de lo previsto anteriormente. Sin embargo, tenemos un largo camino por recorrer.

La segunda cosa: estamos aumentando la transparencia con los estados, ciudades y tribus, y socios locales en lo que respecta al suministro de vacunas. Esto es algo que hemos escuchado una y otra vez tanto de demócratas como de republicanos, líderes estatales y locales: que necesitan un plan para lo que & # 8212 no sabían & # 8217t lo que tenían que planificar. Necesitan saber cuál será el orden.

Jeff tuvo una reunión con los gobernadores en Zoom y & # 8212 y otros. Y creo que estamos coordinando esto de una manera que aumenta la cooperación y la confianza.

Pero hasta ahora, hemos tenido que adivinar cuánta vacuna esperar para la próxima semana. Y eso fue lo que los gobernadores tuvieron que hacer: ¿Cuánto voy a recibir la semana que viene? Esto es inaceptable. Ellos & # 8212 ya sabes, las vidas están en juego aquí.

A partir de esta semana, si Dios quiere, nos aseguraremos de que los estados, tribus y territorios ahora siempre tengan un pronóstico confiable de tres semanas sobre el suministro que van a recibir. Así que sabrán, con tres semanas de anticipación, lo que habrá allí en la tercera semana.

Esto ayudará a garantizar que los gobernadores, alcaldes y líderes locales tengan una mayor certeza sobre el suministro para que puedan llevar a cabo sus planes de vacunar a la mayor cantidad de personas posible.

Por lo tanto, ambos aumentaremos el suministro en el corto plazo en más del 15 por ciento y brindaremos a nuestros socios estatales y locales más certeza sobre cuándo llegarán las entregas. Estos dos pasos ayudarán a aumentar nuestras posibilidades de acertar y & # 8212 o superar, si Dios quiere, la ambiciosa meta de 100 millones de tiros en 100 días.

Pero también quiero ser claro: 100 millones de disparos en 100 días no es el punto final, es solo el comienzo. No nos detendremos allí. El objetivo final es vencer a COVID-19. Y la forma en que lo hacemos es vacunando a más personas, lo que significa que tenemos que estar preparados, después de tocar el suelo [sic] & # 8212 después de alcanzar la meta de 100 millones de inyecciones en 100 días.

Ahora, eso significa que menos de 100 millones de personas se vacunan totalmente, significa 100 [millones] inyecciones, y significa entre 60 & # 8212 tal vez menos, tal vez más & # 8212 millones de personas tendrán el & # 8212 porque requiere dos inyecciones en muchos casos & # 8212 no siempre.

Así que hoy, estoy dirigiendo al Coordinador de Respuesta de COVID-19, Jeff Zeints, aquí, para que trabaje con el Departamento de Salud y Servicios Humanos para aumentar nuestro suministro total de vacunas para el pueblo estadounidense. Y creemos que pronto podremos confirmar la compra de 100 mil millones [millones] de dosis para cada una de las dos vacunas autorizadas por la FDA: Pfizer y Moderna. Eso & # 8217 son 100 millones de dosis más de Pfizer y 100 millones de dosis más de Moderna & # 8212 200 millones de dosis más de las que el gobierno federal había asegurado anteriormente. Todavía no está disponible, pero está ordenado.

Esperamos que estos 200 millones de dosis adicionales se entreguen este verano. Y algo de esto llegará tan temprano y # 8212 comenzará a llegar a principios del verano, pero a mediados y # 8212 a mediados del verano, esta vacuna estará allí. Y el pedido & # 8212 y eso aumenta el pedido total de vacunas en los Estados Unidos en un 50 por ciento & # 8212 de 400 millones pedidos a 600 millones.

Esta es una vacuna suficiente para vacunar completamente a 300 estadounidenses a fines del verano, principios del otoño. Pero queremos hacer & # 8212 ver, eso & # 8217 & # 8212 quiero repetir: & # 8217 será suficiente vacunar completamente a 300 [millones] de estadounidenses para vencer esta pandemia & # 8212 a 300 millones de estadounidenses. Y este es un plan agregado que no deja nada sobre la mesa ni nada al azar, como hemos visto que sucedió el año pasado.

Ya he dicho antes: este es un esfuerzo en tiempos de guerra. Cuando digo & # 8212 cuando digo eso, la gente pregunta, & # 8220 ¿Tiempo de guerra? & # 8221 digo, & # 8220 Sí, ya han muerto más de 400.000 estadounidenses & # 8221. Creo que son cuatrocientos once o doce [mil] han muerto en un año de esta pandemia & # 8212 más que todas las personas que murieron en todos los & # 8212 estadounidenses que murieron en la Segunda Guerra Mundial. Esta es una empresa en tiempos de guerra y no es una hipérbole.

Y como tal, ordené al equipo que estuviera listo para ejercer todas las autoridades que tengo bajo la Ley de Producción de Defensa y acelerar estas vacunas. Y estamos utilizando la Ley de Producción de Defensa para lanzar un esfuerzo de guerra a gran escala para abordar la escasez de suministro que heredamos de la administración anterior.

Trabajaremos en todo el gobierno, con la industria privada, para aumentar la producción de vacunas y equipo de protección & # 8212 las jeringas, las agujas, los guantes, los hisopos y las mascarillas & # 8212 todo lo que se necesita para proteger , probar, vacunar y cuidar a nuestra gente. Bueno, ya hemos identificado proveedores y estamos trabajando con ellos para hacer avanzar nuestro plan.

El mayor problema & # 8212 espero que & # 8217 estén todos preguntándome a finales del verano que & # 8220 les queda demasiada vacuna. Tiene demasiado equipo sobrante. & # 8221 Esa no es mi preocupación. Espero que ese se convierta en el problema, en lugar de que de alguna manera encontremos interrupciones en el suministro o el acceso.

Estos pasos agresivos para aumentar el suministro de vacunas se suman a los pasos que tomamos la semana pasada para vacunar a más personas de forma gratuita, crear más lugares para que se vacunen y movilizar a más equipos médicos para que se vacunen en los brazos de las personas.

Hemos ordenado a FEMA, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, que establezca los primeros centros comunitarios de vacunación apoyados por el gobierno federal, y ese trabajo está en marcha. Estamos trabajando para que las vacunas estén disponibles para miles de farmacias locales,
a principios de febrero faltan un par de semanas. Y nosotros & # 8212 eso expandirá enormemente nuestro alcance.

La semana pasada, también firmé una declaración para comenzar a reembolsar inmediatamente a los estados el 100 por ciento de los usos de su Guardia Nacional para ayudar al esfuerzo de socorro de COVID, logrando que las personas & # 8212 instalen los sitios e incluso usando parte de su personal para administrar algunos de las vacunas. Y creo que es algo que tanto los demócratas como los republicanos y los gobernadores han pedido.

También estamos ampliando las pruebas, lo que ayudará a las escuelas y
las empresas reabren de forma segura y protegen a los más vulnerables.

Y formalizamos el Grupo de Trabajo sobre Equidad en Salud para garantizar que la equidad sea el núcleo de todo lo que hacemos en las comunidades urbanas y rurales por igual, para asegurarnos de que las personas más dañadas tengan acceso. Acceso. Tenemos que cambiar. Nos hemos movido en una dirección para aquellas comunidades a las que es difícil llegar.

Pero la verdad brutal es que: pasarán meses antes de que podamos vacunar a la mayoría de los estadounidenses. Meses. En los próximos meses, las mascarillas & # 8212 no vacunas & # 8212 son la mejor defensa contra COVID-19. Los expertos dicen que usar máscaras desde ahora hasta abril salvaría 50.000 vidas que, de lo contrario, morirían si no las usamos. Por eso le pido al pueblo estadounidense que se cubra los primeros 100 días. He emitido órdenes ejecutivas que requieren máscaras en propiedad federal y
viajes interestatales & # 8212 trenes, aviones y autobuses.

Un congresista señaló & # 8212 & # 8212 bueno, usó un término muy, de todos modos, colorido para decir que llevaba una máscara & # 8212 & # 8220 Le digo que me bese la oreja, yo & # 8217 no voy a usar una máscara. & # 8221 Bueno, ¿adivina qué? No muy americano. El hecho es que quieres ser patriota, vas a proteger a la gente. And new COVID-19 variants are — we are instituting new measures to deal with these individuals flying into the United States from other countries.

You’ve all hold — if you could hold a second — you’ve all heard about the strain — the British strain, the Brazilian strain, the South African strain. And they are — they seem to be more transmittable more easily. So, in addition to wearing masks, everyone flying to the United States from another country, we need to test before they get on that plane and self-quarantine when they arrive in America.

I’m going to close with this: I now have a national — we now have a national strategy to beat COVID-19. It’s comprehensive. It’s based on science, not politics. It’s based on truth, not denial. And it is detailed. It’s going to require Congress to pass the American Rescue Plan to provide funding to administer the vaccines, to ramp up testing, to help schools and businesses reopen, and to deliver immediate
economic relief to Americans who are badly in need of it through no fault of their own.

And our plan will take time. Progress from our plan will take time to measure, as people getting infected today don’t show up in case counts for weeks, and those who perish from those — from the disease die weeks after that exposure. You know, despite the best — our best intentions, we’re going to face setbacks, which I will always explain to you and acknowledge.

And let me be clear: Things are going to continue to get worse before they get better. The death toll, experts tell us, is likely to top 500,000 by the end of next month — February — and cases will continue to mount. We didn’t get into this mess overnight, and it’s going to take months for us to turn things around. But let me be equally clear: We’re going to get through this. We will defeat this pandemic.

And to a nation waiting for action, let me be clearest on this point: Help is on the way. We can do this if we come together, if we listen to the scientists. And as I said: Tomorrow, I say to the press, the entire team will be back in the business of — my COVID team — of answering all your detailed questions.

So, thank you very much for your patience. Keep the faith. We’re going to get this done. And I’ll always level with you about the state of affairs.


Coronavirus: Flour mills working 'round the clock' to meet demand

Grocery sales of flour were up 92% in the four weeks to 22 March compared to the same period last year, according to consumer analysts Kantar.

The National Association of British and Irish Millers (Nabim) says the industry is "working round the clock", milling flour 24 hours a day, seven days a week to double production - but is still struggling to meet demand.

At Wessex Mill in Oxfordshire, the family business is running at 24-hour operation for the first time in its 125-year history.

Record traffic to their online shop has also forced them to close it down and only open for 10 minutes a day.

"It's unprecedented," says Emily Munsey, who runs the mill with her father. "We've increased production about four-fold but we're nowhere close to meeting the demand we've seen."

After losing about 15% of their staff because they are self-isolating the business has even recruited local people who are out of work because of the lockdown, including builders and chefs, to replenish its workforce.

Alex Waugh, director general of Nabim, says the issue isn't being able to mill enough flour - but the lack of capacity to pack it into small bags for retailers.

Only around 4% of UK flour is sold through shops and supermarkets, according to the association. The majority is produced in bulk and delivered in tankers or bags of more than 16kg to bakeries or other food manufacturers.

However, since the coronavirus outbreak, Nabim says ordinary shoppers have been purchasing much more flour than normal - with existing stocks quickly used up.

Mr Waugh says packing lines are now running at maximum capacity but this is only enough for 15% of households to buy a bag of flour per week - and existing packing lines can't easily be adapted to produce smaller retail bags.

One option the industry is considering is the possibility of shops selling larger bags - as it is better equipped to produce in bulk.

However, Mr Waugh says that could be some way off and for now it's just a question of waiting for demand to reduce enough for stock levels to be rebuilt.

So why the sudden increase in demand?

As well as the public generally stocking up on non-perishable goods amid the lockdown, a rise in home baking also appears to be a factor.

At Wessex Mill, Ms Munsey says they have been overwhelmed by members of the public ringing up trying to source flour for recipes.

"We've had to get an extra person in the office and take down the phone number from our website because we were getting so many people who normally buy flour in the supermarkets ringing round flour mills," she says.

Online searches for bread and cake recipes have surged since mid-March, when restrictions on life in the UK first began to be introduced, according to Google Trends.

And BBC Food has seen record traffic since the start of the lockdown, including a 540% increase to its banana bread recipe - the site's most popular recipe at the moment.

Traffic to its basic bread recipe is also up 875% and as stocks have depleted a page on how to make bread without yeast or bread flour has seen a surge in popularity.

Katherine Rhodes, 36, is one of those who has turned to baking to keep her two young children occupied at home.

Living in a rural part of Essex, there is no shop nearby so making her own supplies was also a way to avoid leaving the house as much as possible.

Like others, she's had trouble getting hold of flour - but managed to source some from her local bakery.

"They put out a message on social media two days ago saying they were going to source flour direct from the mill and divvy it out to local residents," says Katherine. "The response was astounding," she adds, with the bakery overwhelmed with interest.

Zoe Lacey has also taken up baking to fill her time during the lockdown.

The 36-year-old had never made bread in her life - but when she couldn't find any in her local shop last week she decided to try making her own.

"It was the most delicious bread I've ever had so we're hooked," says Zoe, who is now on her fifth loaf.

"I managed to find the last bag of flour on the shelf last week so I'm hoping I'll be able to find more on my next shop - otherwise my bread journey might be over!"


Andrew Rehder, manager of 3M Co.’s respirator mask factory in Aberdeen, S.D., got the call from headquarters on Tuesday, Jan. 21. He gathered about 20 managers and supervisors into a conference room, where they sat, unworried, less than 6 feet apart. Rehder told them that a new virus was spreading rapidly in China and that 3M was expecting demand for protective gear to jump.

The Aberdeen plant had already ramped up production of respirator masks in response to demand from first responders battling wildfires in Australia and contending with a volcano in the Philippines. Now, Rehder told his charges, Aberdeen would shift to “surge capacity.” Idle machinery installed for precisely this purpose would be activated, and many of the plant’s 650 employees would immediately start working overtime. “We knew it wouldn’t be a two-week blip, it would be longer,” Rehder says. 𠇋ut I had no idea.”

This is 3M’s moment, one for which the staid, 118-year-old Minnesota manufacturing giant—the maker of Post-its, Scotch tape, touchscreen displays, and scores of other products—has been preparing for almost two decades. Coming out of the SARS epidemic of 2002-03, the company realized it wasn’t fully equipped to handle unexpected explosions of demand in the event of a crisis, or what it calls an “X factor.” It decided to build surge capacity into its respirator factories around the world.

Over the years, with X factors such as the Ebola panic and the H1N1 flu virus generating flash floods of demand, the company kept refining its emergency response. When the world started clamoring for respirator masks to help confront coronavirus, 3M was ready.

People everywhere are scrambling for ventilators, Covid-19 test kits, bleach, and toilet paper. But almost no item is as scarce𠅊nd as vital to addressing this medical emergency𠅊s the N95 respirator masks made by 3M, Honeywell, Medicom, and a smattering of other companies. Without respirators, doctors, nurses, and other medical personnel are at increased risk of contracting the affliction they’re treating.

China, where this coronavirus originated, also happens to produce half the world’s respirators. As the outbreak spread, the Chinese government halted mask exports and demanded that all in-country manufacturers, including 3M, crank up production. Shortages swiftly developed as Covid-19 cases appeared in Asia, Europe, and the U.S., forcing health-care workers to reuse old respirators and cobble together ersatz masks from materials bought at craft stores. In America, states are bidding against one another for masks priced as much as 10 times the usual cost of 60¢ to 80¢ apiece.

3M can’t save the day on its own, but it’s promising a remarkably large contribution. The company has in two months doubled global production of N95 masks to about 100 million a month, and it’s planning to invest in new equipment to push annual mask production to 2 billion within 12 months. On March 22, Chief Executive Officer Mike Roman said in a news release that 3M had sent 500,000 respirators to hard-hit Seattle and New York City, and that it was ramping up production of hand sanitizers and disinfectants as well. Two days later, Roman said 3M would work with Ford Motor Co. to produce powered air purifying respirators, waist-mounted devices that blow air into helmets that shield wearers. Honeywell is also increasing N95 production, saying it will hire at least 500 people to expand capacity at a facility in Rhode Island.

Although businesses globally have emptied out, more than half of 3M’s 96,000 employees are still showing up for work in its factories and warehouses. “It’s been amazing,” says Rehder, who’s in the Aberdeen plant seven days a week, usually walking the floor, which is now marked with yellow tape to keep workers from violating the imaginary 6-foot infection barrier. “People are very proud to work in a place that’s making respirators, especially with the need that’s out there now.”

Pliny the Elder wrote of sulfur miners in ancient Rome using animal bladders to fashion the earliest face masks. Leonardo da Vinci imagined a mask soldiers could wear as they flung poisoned powder at enemies. Over the centuries masks evolved to counter smoke, smog, coal dust, and asbestos fibers. During the 1918 flu pandemic, San Francisco health regulators recommended that people wear masks in public places.

The N95 respirator is so named because, worn properly, it blocks at least 95% of airborne particles from entering a wearer’s mouth and nose, while still allowing respiration through the microscopically porous shell. This design protects a person from medical and other hazards flimsier, looser-fitting surgical masks are intended to prevent the wearer from infecting others with expelled mucus, blood, or spit.

3M makes about two dozen versions of the N95, for different industrial and medical purposes. Generally they’re constructed from nonwoven materials—infinitesimal plastic strands blown together to form a random thicket that, under a microscope, “is going to look like pickup sticks,” says Nikki McCullough, 3M’s global leader for occupational health and safety. “If you’re a submicron particle, it’s quite the journey through there.” The filters can block invaders as small as 0.3 microns, or about 1/100th the thickness of a human hair. The virus is smaller than that, at about 0.125 microns, but it often travels within larger particles when an infected person coughs or sneezes.

3M started making dust respirators in 1972. Later versions became staples at construction sites, oil fields, coal mines, and factories, as well as at hospitals and disaster scenes. After the SARS outbreak sent demand soaring, Roman says, “We realized we didn’t have the ability to flex” production to adapt to the unexpected. “We had H1N1 after that, we’ve had forest fires and hurricanes, and all of those create a surge in demand.” So 3M set about rethinking the manufacturing process from one end of the supply chain to the other. Factories added assembly lines that would stand dormant until needed. Suppliers were put on alert. The company assembled emergency response teams that would leap into action whenever catastrophe beckoned: Harvey, Maria, the California wildfires.

Then came Covid-19. China’s respirator makers had largely shut down for Chinese New Year when the coronavirus started making headlines, leaving mask supply shrinking just as the need was poised to skyrocket.

�sically, we were at the point where we needed to start every machine up. It happened pretty much instantaneously”

The supply chain team at 3M noticed early. “We monitor our demand constantly,” says Charles Avery, global value stream director for 3M’s personal safety division. “We knew we could be in for an X factor.” McCullough, who has worked on respiratory protection for much of her 23 years at 3M, began to worry when she saw Singapore and other countries taking precautionary steps even before they had many cases. “We started realizing how quickly this was spreading,” she says.

3M had another built-in advantage: Unlike many companies that have moved production to low-cost countries, it sources the materials for its respirators near its assembly plants and serves customers reasonably close by. “We make respirators in China for the China market, we make respirators in Korea for a little more than the Korea market,” Roman says. Each plant can ship respirators anywhere—pretty important in a pandemic𠅋ut day to day, a plant doesn’t rely on distant vendors subject to tariffs or export bans.

In the U.S., the facility at Aberdeen, a city of 28,000, was built in 1974. The 450,000-square-foot factory and a sister plant in Omaha together produce 400 million respirators of myriad types annually. Within the next year, they will be producing many more.

When Rehder got that call from his bosses in January, he says, �sically, we were at that point where we needed to start every machine up. It happened pretty much instantaneously. That’s what this plant does.” The facility quickly organized offsite and online job fairs. Hires had to undergo training and pass a medical exam before starting work. The payroll now counts more than 700.

Rehder has also been bringing in new equipment to build additional assembly lines. The mask components are readily available because most of them, including the filters, are made in-house. The lines that assemble respirator cups, filters, nose clips, and nose foam are loaded with robots and other automation, while humans tend to packaging and other tasks that allow more easily for social distancing. No workers have yet gotten sick, Rehder says. At home, his wife has been patient—though, he jokes, “when we try to sit down and watch a movie and I get six calls in between, I get a couple of looks.”

Tamer Abdouni is a Beirut-based consultant who facilitates the trade of, among other things, 3M respirators. Usually he can buy them for $1.25 apiece and resell them for a dime more. Lately the best purchase price he can get is $7.25. Even if he were willing to buy at that price, he says, selling respirators at multiples of his usual price during a pandemic would tarnish his reputation.

𠇃M makes the Rolls-Royce of masks,” Abdouni says. “People are holding stocks of masks and waiting for them to increase in value before selling them off. This is becoming very unethical. This is a war on coronavirus, and I don’t want to be a warlord.”

In the U.S., too, prices for personal protective equipment are being driven up in what has become a grim marketplace. It’s unclear whether some distributors are withholding masks as demand rises, but states are clamoring for every mask they can scrounge and must compete against one another to secure them. New York Governor Andrew Cuomo said on March 23 that masks the state usually buys for 85¢ now cost $7.

3M says it hasn’t raised respirator prices and can’t control what happens after it sells its products to distributors. Roman wrote to U.S. Attorney General William Barr on March 24 to offer 3M’s help in rooting out medical device counterfeiting and price gouging.

With demand soaring, 3M’s respirator sales could nearly double this year, to $600 million, according to William Blair & Co. analyst Nicholas Heymann. The company, despite its $32 billion in annual revenue, could use the boost. 3M has frustrated Wall Street in the past year with reduced earnings forecasts, sharp downturns in key markets, and thousands of layoffs. The coronavirus outbreak remains a threat to the broader supply chain and economy, and it could ultimately “make it more difficult for 3M to serve customers,” the company acknowledged in a regulatory filing this week. It also faces potential liabilities of as much as $10 billion, some analysts estimate, over its past use of PFAS, a group of chemicals that shows some associations with cancer. 3M’s shares fell last year even as the broader markets were advancing.

In Aberdeen, Rehder has more pressing things to worry about. “I just think,” he says, 𠇊s we’ve continued to see things spread across the world, it’s put more responsibility on us to make sure that every day and every minute we’re making every mask we can.” —With Riley Griffin
& # xA0
Read more: Companies Revamp to Make Hand Sanitizer and Coronavirus Products


The farmers

It all went haywire March 16, when Gov. Gavin Newsom asked restaurants to close their doors. The food service industry, which supplies restaurants and bars, as well as schools, hotels, production studios and catering services, immediately tanked. As nervous shoppers flocked to grocery stores to stockpile food, retail demand shot up, but not enough to make up for all the lost demand from restaurants.

“It was just a crazy swing,” said Scott Grabau, president and chief executive of Tanimura & Antle, a Salinas-based lettuce producer.

Crops planted months before based on pre-pandemic demand spoiled without buyers. Billions of dollars’ worth of produce went to waste, much of it tilled back into the soil, said Cathy Burns, CEO of the Produce Marketing Assn., which represents produce companies.

Grabau’s company, which grows year-round in California and Arizona, stopped harvesting entire fields. He’s thinking about planting more iceberg and romaine, which grocery shoppers buy, and less of the boutique leaves used by chefs.

Grabau’s team has had to be more agile than ever, packaging produce to fit orders that customers keep changing on the fly. He’s constantly in communication with his employees in the field.

“It’s a walkie-talkie call that says, ‘Hey, stop doing this. This order increased, so start doing this instead,’” Grabau said.


Ver el vídeo: Maximización de la producción. Producción - Microeconomía (Enero 2022).