Recetas tradicionales

Un estudio muestra que beber café podría disminuir el riesgo de cirrosis hepática

Un estudio muestra que beber café podría disminuir el riesgo de cirrosis hepática


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Dos tazas adicionales de café al día se relacionaron con un 44 por ciento menos de riesgo de desarrollar la enfermedad

Se necesitan ensayos clínicos sólidos para que los médicos puedan hacer recomendaciones específicas a los pacientes.

Si bien la mayoría de nosotros hemos oído hablar beneficios para la salud de beber café, un nuevo estudio ha encontrado que aumentar el consumo de café puede reducir sustancialmente el riesgo de cirrosis hepática, según Noticias médicas hoy. analizaron datos de nueve estudios a largo plazo que en total cubren casi medio millón de hombres y mujeres y seis países.

La investigación fue publicada en la revista Alimentary Pharmacology & Therapeutics.

El análisis de datos revela una relación dosis-respuesta entre el consumo de café y la cirrosis hepática en la que más tazas consumidas por día se vincula con un menor riesgo. Específicamente, dos tazas adicionales de café al día se relacionaron con una disminución del 44 por ciento en el riesgo de desarrollar cirrosis hepática y una disminución de casi el 50 por ciento en el riesgo de morir a causa de la enfermedad.

Los investigadores sugieren que los ingredientes biológicamente activos del café pueden "conferir protección contra la fibrosis hepática". Estos incluyen, "agentes oxidantes y antiinflamatorios, como ácido clorogénico, kahweol y cafestol" y, por supuesto, cafeína. También es posible un efecto indirecto del café, según los investigadores, que citan estudios de laboratorio que muestran que varios compuestos en el café bloquean los virus de la hepatitis B y C.

El documento enfatiza la importancia de este vínculo entre el aumento del consumo diario de café y la reducción del riesgo de cirrosis hepática. Los autores señalan que "la terapia con estatinas reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular en un 25%". Se necesitan ensayos clínicos sólidos para que los médicos puedan proporcionar recomendaciones más específicas a los pacientes.


Abstracto

OBJETIVO: Evaluar el efecto del consumo de bebidas que contienen cafeína sobre el riesgo de cirrosis hepática (CP) sintomática.

MÉTODOS: De 1994 a 1998, todos los pacientes cirróticos ingresados ​​consecutivamente en 19 hospitales colaboradores por signos de descompensación hepática en los que se realizó el diagnóstico de cirrosis hepática por primera vez (274 casos) y uno o dos pares de sexo, edad y lugar de residencia. Se reclutaron individuos emparejados (458 controles). Se recopilaron datos sobre años de educación, uso de cigarrillos a lo largo de la vida, ingesta de bebidas que contienen alcohol y cafeína durante toda la vida, consumo habitual de 180 alimentos y marcadores de infección viral por hepatitis B y C.

RESULTADOS: Se observó una tendencia estadísticamente significativa hacia un menor riesgo de cirrosis con una mayor exposición al café. Los odds ratios de LC disminuyeron de 1.0 (categoría de referencia: abstemios de por vida del café) a 0.47 (intervalo de confianza del 95%: 0.20, 1.10), 0.23 (0.10, 0.53), 0.21 (0.06, 0.74) y 0.16 (0.05, 0.50) en 1, 2, 3 y 4 o más tazas de bebedores de café, respectivamente. No hubo evidencia convincente de que el consumo de café modifique los efectos de los factores de riesgo conocidos de cirrosis hepática (ingesta de alcohol e infección por virus).

CONCLUSIONES: Estos hallazgos apoyan la hipótesis de que el café, pero no otras bebidas que contienen cafeína, pueden inhibir la aparición de cirrosis hepática alcohólica y no alcohólica.


Abstracto

OBJETIVO: Evaluar el efecto del consumo de bebidas que contienen cafeína sobre el riesgo de cirrosis hepática (CP) sintomática.

MÉTODOS: De 1994 a 1998, todos los pacientes cirróticos ingresados ​​consecutivamente en 19 hospitales colaboradores por signos de descompensación hepática en los que se realizó el diagnóstico de cirrosis hepática por primera vez (274 casos) y uno o dos pares de sexo, edad y lugar de residencia. Se reclutaron individuos emparejados (458 controles). Se recopilaron datos sobre años de educación, uso de cigarrillos a lo largo de la vida, ingesta de bebidas que contienen alcohol y cafeína durante toda la vida, consumo habitual de 180 alimentos y marcadores de infección viral por hepatitis B y C.

RESULTADOS: Se observó una tendencia estadísticamente significativa hacia un menor riesgo de cirrosis con una mayor exposición al café. Los odds ratios de LC disminuyeron de 1.0 (categoría de referencia: abstemios de por vida del café) a 0.47 (intervalo de confianza del 95%: 0.20, 1.10), 0.23 (0.10, 0.53), 0.21 (0.06, 0.74) y 0.16 (0.05, 0.50) en 1, 2, 3 y 4 o más tazas de bebedores de café, respectivamente. No hubo evidencia convincente de que el consumo de café modifique los efectos de los factores de riesgo conocidos de cirrosis hepática (ingesta de alcohol e infección por virus).

CONCLUSIONES: Estos hallazgos apoyan la hipótesis de que el café, pero no otras bebidas que contienen cafeína, pueden inhibir la aparición de cirrosis hepática alcohólica y no alcohólica.


Abstracto

OBJETIVO: Evaluar el efecto del consumo de bebidas que contienen cafeína sobre el riesgo de cirrosis hepática (CP) sintomática.

MÉTODOS: De 1994 a 1998, todos los pacientes cirróticos ingresados ​​consecutivamente en 19 hospitales colaboradores por signos de descompensación hepática en los que se realizó el diagnóstico de cirrosis hepática por primera vez (274 casos) y uno o dos pares de sexo, edad y lugar de residencia. Se reclutaron individuos emparejados (458 controles). Se recopilaron datos sobre años de educación, uso de cigarrillos a lo largo de la vida, ingesta de bebidas que contienen alcohol y cafeína durante toda la vida, consumo habitual de 180 alimentos y marcadores de infección viral por hepatitis B y C.

RESULTADOS: Se observó una tendencia estadísticamente significativa hacia un menor riesgo de cirrosis con una mayor exposición al café. Los odds ratios de LC disminuyeron de 1.0 (categoría de referencia: abstemios de por vida del café) a 0.47 (intervalo de confianza del 95%: 0.20, 1.10), 0.23 (0.10, 0.53), 0.21 (0.06, 0.74) y 0.16 (0.05, 0.50) en 1, 2, 3 y 4 o más tazas de bebedores de café, respectivamente. No hubo evidencia convincente de que el consumo de café modifique los efectos de los factores de riesgo conocidos de cirrosis hepática (ingesta de alcohol e infección por virus).

CONCLUSIONES: Estos hallazgos apoyan la hipótesis de que el café, pero no otras bebidas que contienen cafeína, pueden inhibir la aparición de cirrosis hepática alcohólica y no alcohólica.


Abstracto

OBJETIVO: Evaluar el efecto del consumo de bebidas que contienen cafeína sobre el riesgo de cirrosis hepática (CP) sintomática.

MÉTODOS: De 1994 a 1998, todos los pacientes cirróticos ingresados ​​consecutivamente en 19 hospitales colaboradores por signos de descompensación hepática en los que se realizó el diagnóstico de cirrosis hepática por primera vez (274 casos) y uno o dos pares de sexo, edad y lugar de residencia. Se reclutaron individuos emparejados (458 controles). Se recopilaron datos sobre años de educación, consumo de cigarrillos durante toda la vida, consumo de bebidas alcohólicas y que contienen cafeína durante toda la vida, consumo habitual de 180 alimentos y marcadores de la infección viral por hepatitis B y C.

RESULTADOS: Se observó una tendencia estadísticamente significativa hacia un menor riesgo de cirrosis con una mayor exposición al café. Los odds ratios de LC disminuyeron de 1.0 (categoría de referencia: abstemios de por vida del café) a 0.47 (intervalo de confianza del 95%: 0.20, 1.10), 0.23 (0.10, 0.53), 0.21 (0.06, 0.74) y 0.16 (0.05, 0.50) en 1, 2, 3 y 4 o más tazas de bebedores de café, respectivamente. No hubo evidencia convincente de que el consumo de café modifique los efectos de los factores de riesgo conocidos de cirrosis hepática (ingesta de alcohol e infección por virus).

CONCLUSIONES: Estos hallazgos apoyan la hipótesis de que el café, pero no otras bebidas que contienen cafeína, pueden inhibir la aparición de cirrosis hepática alcohólica y no alcohólica.


Abstracto

OBJETIVO: Evaluar el efecto del consumo de bebidas que contienen cafeína sobre el riesgo de cirrosis hepática (CP) sintomática.

MÉTODOS: De 1994 a 1998, todos los pacientes cirróticos ingresados ​​consecutivamente en 19 hospitales colaboradores por signos de descompensación hepática en los que se realizó el diagnóstico de cirrosis hepática por primera vez (274 casos) y uno o dos pares de sexo, edad y lugar de residencia. Se reclutaron individuos emparejados (458 controles). Se recopilaron datos sobre años de educación, consumo de cigarrillos durante toda la vida, consumo de bebidas alcohólicas y que contienen cafeína durante toda la vida, consumo habitual de 180 alimentos y marcadores de la infección viral por hepatitis B y C.

RESULTADOS: Se observó una tendencia estadísticamente significativa hacia un menor riesgo de cirrosis con una mayor exposición al café. Los odds ratios de LC disminuyeron de 1.0 (categoría de referencia: abstemios de por vida del café) a 0.47 (intervalo de confianza del 95%: 0.20, 1.10), 0.23 (0.10, 0.53), 0.21 (0.06, 0.74) y 0.16 (0.05, 0.50) en 1, 2, 3 y 4 o más tazas de bebedores de café, respectivamente. No hubo evidencia convincente de que el consumo de café modifique los efectos de los factores de riesgo conocidos de cirrosis hepática (ingesta de alcohol e infección por virus).

CONCLUSIONES: Estos hallazgos apoyan la hipótesis de que el café, pero no otras bebidas que contienen cafeína, pueden inhibir la aparición de cirrosis hepática alcohólica y no alcohólica.


Abstracto

OBJETIVO: Evaluar el efecto del consumo de bebidas que contienen cafeína sobre el riesgo de cirrosis hepática (CP) sintomática.

MÉTODOS: De 1994 a 1998, todos los pacientes cirróticos ingresados ​​consecutivamente en 19 hospitales colaboradores por signos de descompensación hepática en los que se realizó el diagnóstico de cirrosis hepática por primera vez (274 casos) y uno o dos pares de sexo, edad y lugar de residencia. Se reclutaron individuos emparejados (458 controles). Se recopilaron datos sobre años de educación, uso de cigarrillos a lo largo de la vida, ingesta de bebidas que contienen alcohol y cafeína durante toda la vida, consumo habitual de 180 alimentos y marcadores de infección viral por hepatitis B y C.

RESULTADOS: Se observó una tendencia estadísticamente significativa hacia un menor riesgo de cirrosis con una mayor exposición al café. Los odds ratios de LC disminuyeron de 1.0 (categoría de referencia: abstemios de por vida del café) a 0.47 (intervalo de confianza del 95%: 0.20, 1.10), 0.23 (0.10, 0.53), 0.21 (0.06, 0.74) y 0.16 (0.05, 0.50) en 1, 2, 3 y 4 o más tazas de bebedores de café, respectivamente. No hubo evidencia convincente de que el consumo de café modifique los efectos de los factores de riesgo conocidos de cirrosis hepática (ingesta de alcohol e infección por virus).

CONCLUSIONES: Estos hallazgos apoyan la hipótesis de que el café, pero no otras bebidas que contienen cafeína, pueden inhibir la aparición de cirrosis hepática alcohólica y no alcohólica.


Abstracto

OBJETIVO: Evaluar el efecto del consumo de bebidas que contienen cafeína sobre el riesgo de cirrosis hepática (CP) sintomática.

MÉTODOS: De 1994 a 1998, todos los pacientes cirróticos ingresados ​​consecutivamente en 19 hospitales colaboradores por signos de descompensación hepática en los que se realizó el diagnóstico de cirrosis hepática por primera vez (274 casos) y uno o dos pares de sexo, edad y lugar de residencia. Se reclutaron individuos emparejados (458 controles). Se recopilaron datos sobre años de educación, uso de cigarrillos a lo largo de la vida, ingesta de bebidas que contienen alcohol y cafeína durante toda la vida, consumo habitual de 180 alimentos y marcadores de infección viral por hepatitis B y C.

RESULTADOS: Se observó una tendencia estadísticamente significativa hacia un menor riesgo de cirrosis con una mayor exposición al café. Los odds ratios de LC disminuyeron de 1.0 (categoría de referencia: abstemios de por vida del café) a 0.47 (intervalo de confianza del 95%: 0.20, 1.10), 0.23 (0.10, 0.53), 0.21 (0.06, 0.74) y 0.16 (0.05, 0.50) en 1, 2, 3 y 4 o más tazas de bebedores de café, respectivamente. No hubo evidencia convincente de que el consumo de café modifique los efectos de los factores de riesgo conocidos de cirrosis hepática (ingesta de alcohol e infección por virus).

CONCLUSIONES: Estos hallazgos apoyan la hipótesis de que el café, pero no otras bebidas que contienen cafeína, pueden inhibir la aparición de cirrosis hepática alcohólica y no alcohólica.


Abstracto

OBJETIVO: Evaluar el efecto del consumo de bebidas que contienen cafeína sobre el riesgo de cirrosis hepática (CP) sintomática.

MÉTODOS: De 1994 a 1998, todos los pacientes cirróticos ingresados ​​consecutivamente en 19 hospitales colaboradores por signos de descompensación hepática en los que se realizó el diagnóstico de cirrosis hepática por primera vez (274 casos) y uno o dos pares de sexo, edad y lugar de residencia. Se reclutaron individuos emparejados (458 controles). Se recopilaron datos sobre años de educación, uso de cigarrillos a lo largo de la vida, ingesta de bebidas que contienen alcohol y cafeína durante toda la vida, consumo habitual de 180 alimentos y marcadores de infección viral por hepatitis B y C.

RESULTADOS: Se observó una tendencia estadísticamente significativa hacia un menor riesgo de cirrosis con una mayor exposición al café. Los odds ratios de LC disminuyeron de 1.0 (categoría de referencia: abstemios de por vida del café) a 0.47 (intervalo de confianza del 95%: 0.20, 1.10), 0.23 (0.10, 0.53), 0.21 (0.06, 0.74) y 0.16 (0.05, 0.50) en 1, 2, 3 y 4 o más tazas de bebedores de café, respectivamente. No hubo evidencia convincente de que el consumo de café modifique los efectos de los factores de riesgo conocidos de cirrosis hepática (ingesta de alcohol e infección por virus).

CONCLUSIONES: Estos hallazgos apoyan la hipótesis de que el café, pero no otras bebidas que contienen cafeína, pueden inhibir la aparición de cirrosis hepática alcohólica y no alcohólica.


Abstracto

OBJETIVO: Evaluar el efecto del consumo de bebidas que contienen cafeína sobre el riesgo de cirrosis hepática (CP) sintomática.

MÉTODOS: De 1994 a 1998, todos los pacientes cirróticos ingresados ​​consecutivamente en 19 hospitales colaboradores por signos de descompensación hepática en los que se realizó el diagnóstico de cirrosis hepática por primera vez (274 casos) y uno o dos pares de sexo, edad y lugar de residencia. Se reclutaron individuos emparejados (458 controles). Se recopilaron datos sobre años de educación, uso de cigarrillos a lo largo de la vida, ingesta de bebidas que contienen alcohol y cafeína durante toda la vida, consumo habitual de 180 alimentos y marcadores de infección viral por hepatitis B y C.

RESULTADOS: Se observó una tendencia estadísticamente significativa hacia un menor riesgo de cirrosis con una mayor exposición al café. Los odds ratios de LC disminuyeron de 1.0 (categoría de referencia: abstemios de por vida del café) a 0.47 (intervalo de confianza del 95%: 0.20, 1.10), 0.23 (0.10, 0.53), 0.21 (0.06, 0.74) y 0.16 (0.05, 0.50) en 1, 2, 3 y 4 o más tazas de bebedores de café, respectivamente. No hubo evidencia convincente de que el consumo de café modifique los efectos de los factores de riesgo conocidos de cirrosis hepática (ingesta de alcohol e infección por virus).

CONCLUSIONES: Estos hallazgos apoyan la hipótesis de que el café, pero no otras bebidas que contienen cafeína, pueden inhibir la aparición de cirrosis hepática alcohólica y no alcohólica.


Abstracto

OBJETIVO: Evaluar el efecto del consumo de bebidas que contienen cafeína sobre el riesgo de cirrosis hepática (CP) sintomática.

MÉTODOS: De 1994 a 1998, todos los pacientes cirróticos ingresados ​​consecutivamente en 19 hospitales colaboradores por signos de descompensación hepática en los que se realizó el diagnóstico de cirrosis hepática por primera vez (274 casos) y uno o dos pares de sexo, edad y lugar de residencia. Se reclutaron individuos emparejados (458 controles). Se recopilaron datos sobre años de educación, uso de cigarrillos a lo largo de la vida, ingesta de bebidas que contienen alcohol y cafeína durante toda la vida, consumo habitual de 180 alimentos y marcadores de infección viral por hepatitis B y C.

RESULTADOS: Se observó una tendencia estadísticamente significativa hacia un menor riesgo de cirrosis con una mayor exposición al café. Los odds ratios de LC disminuyeron de 1.0 (categoría de referencia: abstemios de por vida del café) a 0.47 (intervalo de confianza del 95%: 0.20, 1.10), 0.23 (0.10, 0.53), 0.21 (0.06, 0.74) y 0.16 (0.05, 0.50) en 1, 2, 3 y 4 o más tazas de bebedores de café, respectivamente. No hubo evidencia convincente de que el consumo de café modifique los efectos de los factores de riesgo conocidos de cirrosis hepática (ingesta de alcohol e infección por virus).

CONCLUSIONES: Estos hallazgos apoyan la hipótesis de que el café, pero no otras bebidas que contienen cafeína, pueden inhibir la aparición de cirrosis hepática alcohólica y no alcohólica.



Comentarios:

  1. Carmi

    solo vuela lejos

  2. Keyon

    Qué respuesta entretenida

  3. Kerrigan

    Resulta algún tipo de comunicación extraña.

  4. Erich

    Me parece, ¿qué es lo que ya fue discutido?



Escribe un mensaje