Recetas tradicionales

Tazón de desayuno

Tazón de desayuno

Deberes

Precaliente el horno a 450 grados

Cubra ligeramente 2 bandejas de 13x9, o una bandeja para hornear galletas muy grande, con aceite en aerosol. Si usa 2 bandejas de 13x9, divida las papas de manera uniforme entre las 2 o extiéndalas en una bandeja grande para hornear galletas. Deben ser una capa de patatas. Si hay demasiados en la sartén, no se dorarán uniformemente.

Vierta uniformemente 4 cucharadas de aceite vegetal sobre las papas.

Hornea las papas por 15 minutos. Dar la vuelta y hornear durante otros 7 minutos. Revisa las papas, ¿están crujientes por todos lados? De lo contrario, revuélvalos y continúe cocinando a intervalos de 5 minutos hasta que estén crujientes y dorados. Una vez hecho esto, divídalo uniformemente en tazones.

Mientras se hornean las papas

Caliente una sartén antiadherente grande a fuego medio alto. Desmenuce la salchicha * en una sartén y cocine hasta que esté dorada y bien cocida, aproximadamente 10

minutos.

Escurre la salchicha sobre una toalla de papel antes de dividirla en tazones de manera uniforme.

Limpia la grasa de la sartén y úsala para revolver tus huevos.

Huevos

En un tazón mediano, mezcle los huevos y ¼ de taza de leche hasta que estén bien mezclados.

Vuelva a colocar la sartén utilizada para cocinar las salchichas a la estufa a fuego medio. Agrega 1 cucharada. de aceite de oliva.

Vierta los huevos en la sartén e inmediatamente comience a desguazar y mezclar los huevos en la sartén durante unos buenos 20 segundos. (Esto te ayudará a lograr un huevo revuelto muy esponjoso)

Deje cocinar 30 segundos más y continúe desguazando y volteando los huevos. Solo lo suficiente para asegurarse de que no se doren en la parte inferior.

Cocina los huevos hasta que estén cocidos, pero no secos. Dividir uniformemente entre los tazones.

Para terminar los tazones

Una vez que las papas, las salchichas y los huevos estén divididos en sus 12 tazones. Dale una vuelta a cada tazón con una cuchara para mezclar ligeramente esos ingredientes.

Cubra cada tazón con aproximadamente 2 cucharadas. queso cheddar rallado.

Cubra cada tazón con Press 'n' Seal, asegurándose de presionar ligeramente la envoltura de plástico alrededor de la comida para que salga el aire antes de sellar la envoltura de plástico alrededor de los bordes de los tazones.

Congelar.

Calentar y comer

Retire el tazón del congelador y retire la envoltura de plástico. Caliente en el microondas durante 1 ½ minutos, o en intervalos de 30 segundos hasta que esté completamente caliente.


11 recetas de tazones de desayuno con superalimentos para comenzar bien el día

Si comer limpio figura en su lista de objetivos para 2017, entonces el desayuno es el mejor lugar para comenzar. Eso significa disfrutar de alimentos saludables y eliminar los sabores artificiales, los azúcares añadidos y los conservantes de su dieta. Para la primera comida del día, es importante llenar su plato con alimentos nutritivos. Los estudios han demostrado que las personas que desayunan tienen más probabilidades de elegir alimentos saludables a lo largo del día, pueden concentrarse mejor en el trabajo o la escuela y tienen un mejor control de peso.

Ya sea que desee comenzar la mañana con algo dulce (como batidos y tazones de acai) o salado (huevos revueltos y cereales integrales), estas recetas de tazones de desayuno con superalimentos están repletas de alimentos abundantes y ricos en antioxidantes. Mézclalos para quedarte satisfecho hasta media mañana o el almuerzo.

11 recetas de tazones de desayuno con superalimentos

1. Receta de tazón de Berry Lucuma Acai (con Paleonola)

Predecimos que verá más lúcuma, una fruta peruana, apareciendo en los platos este año. El exterior se parece mucho a un aguacate y tiene una pulpa suave de color amarillo. También es una gran fuente de betacaroteno, zinc, hierro y calcio. En este delicioso tazón de batido de acai, la lúcuma en polvo le da un sabor suave y dulce y es una excelente alternativa al azúcar u otros edulcorantes naturales. Para aumentar aún más el factor dulce, la receta requiere mango, bayas y un plátano. Foto y receta: Ksenia Avdulova / Breakfast Criminals

2. Tazón Blue Morning Smoothie

No siempre tienes que recurrir a una tortilla para colar algunas verduras matutinas. El ingrediente sorpresa de este cuenco rico en antioxidantes: calabacín congelado. El plato también contiene espirulina, semillas de chía, leche de coco y mantequilla de anacardo para darle esa textura cremosa. Debido a que el calabacín tiene un 70% de agua, es súper hidratante y está repleto de fibra para mantenerte lleno. La espirulina es una microalga verde azulada que muchos vegetarianos y veganos comen por su proteína de origen vegetal, vitaminas B, hierro y selenio. Cubra su tazón con bayas de goji, semillas de cáñamo, semillas de cacao y fruta fresca para una nutrición máxima y un toque de dulzura. Foto y receta: McKel Hill / Nutrition Stripped

3. Tazón de desayuno de frijoles negros

Si está comiendo sándwiches de huevo y queso por la mañana, este tazón de huevo deliciosamente satisfactorio seguramente dará en el clavo. La col rizada con ajo y los frijoles sriracha picantes proporcionan fibra, mientras que el arroz integral agrega una bondad granulada. Siéntase libre de cambiar el arroz integral con quinua y mezclar con semillas de calabaza para obtener un buen crujido y una dosis de zinc. Cubra con un huevo frito y listo. Foto y receta: Lee Hersh / Fit Foodie Finds

4. Tazones de desayuno de frambuesa y diosa interior

Brillarás de adentro hacia afuera con este jugoso cuenco de rubí. Elaboradas con mangos, duraznos y frambuesas congeladas, estas frutas bajas en azúcar frenarán sus antojos de dulces. La leche de coco proporciona grasas saludables, mientras que la harina de lino y las semillas de chía aportan ácidos grasos omega-3 que aman el corazón. Espolvoree un poco de granola, nueces y coco rallado sin azúcar para un poco de crujiente. Foto y receta: Lindsay Ostrom / Pinch of Yum

5. Avena con Leche Dorada y Pepita Brittle

La cúrcuma definitivamente está teniendo un momento en el mundo de la nutrición. Esta súper especia se lleva el oro por sus beneficios antiinflamatorios. Si prefieres su sabor atrevido, corta el jarabe de arce o la miel. Luego, doble el jengibre molido, que realza el rico y picante sabor de la cúrcuma. La pepita quebradiza está hecha con ingredientes nutritivos y sabrosos, como pistachos, semillas de chía, semillas de sésamo negro, jarabe de arce y aceite de coco. También es la manera perfecta de agregar una textura sabrosa. Foto y receta: Phoebe Lapine / Feed Me Phoebe

6. Granola de trigo sarraceno con chocolate "Coco Pops"

Una alternativa baja en azúcar al cereal infantil popular, esta granola de chocolate “inflada” está hecha con trigo sarraceno, una semilla de una planta relacionada con el ruibarbo, semillas de cacao, mantequilla de maní, coco y tahini. Para la base, puede disfrutarlo con un batido de chocolate y mantequilla de maní o yogur griego natural y fruta. Le garantizamos que irá muy bien por la cobertura crujiente. Foto y receta: Karen McLean / Secret Squirrel Food

7. Yogur de almendras y anacardos

Si estás en el plan Whole 30 o decides eliminar los lácteos y el azúcar de tu dieta, este platillo apto para veganos es para ti. Los anacardos tienen una base cremosa y ofrecen grasas saludables, mientras que los dátiles medjool brindan un toque de dulzura. (Use las fechas con moderación si está siguiendo Whole 30). Una pizca de canela no es solo un potenciador del sabor, también puede ayudar a estabilizar sus niveles de azúcar en la sangre. Foto y receta: Ella Woodward / Deliciously Ella

8. Tazón de batido Green Dream

¡Como desayunar helado! Mientras que la bloguera de alimentos, Kathy Patalsky, usa un batido en polvo vegano para la base, puedes mezclar un puñado de tus verduras favoritas con yogur de coco sin azúcar, leche de almendras sin azúcar, sandía congelada y plátanos congelados. Las frutas hacen que este plato esté helado y suave. Cubra con rodajas de durazno y plátano, semillas de chía, nueces y bayas de goji para obtener beneficios antiinflamatorios adicionales. Foto y receta: Kathy Patalsky / Healthy Happy Life

9. Tazón de desayuno de pesto verde

El desayuno y el brunch no tienen por qué centrarse en huevos, cereales o batidos. Papas doradas ralladas y verduras mixtas llenan este abundante tazón, bañado en un pesto celestial. Una combinación de hierbas saludables, que incluyen albahaca, perejil y cilantro, hacen la salsa deliciosamente sabrosa. En lugar del típico tocino de cerdo, esta receta requiere tocino de coco, elaborado con hojuelas de coco, aceite de oliva extra virgen, tamari, jarabe de arce y pimentón ahumado. Foto y receta: Sarah / Well and Full

10. Pudín de desayuno de alforfón y arándanos

Remojar el trigo sarraceno durante la noche lo suaviza y lo convierte en un tratamiento matutino cremoso. La prueba está en este delicioso pudín, que también incluye puré de arándanos casero. Simplemente mezcle dos tazas de arándanos con una cucharada o dos de jarabe de arce o miel hasta que se convierta en jarabe. Mezclar un plátano con el pudín de trigo sarraceno lo hace más cremoso y pegajoso. Exprime un poco de jugo de limón para redondear la dulzura. Foto y receta: Renee Blair / Life de Daily Burn

11. Receta de cuenco de quinua sabroso para el desayuno

Cambiar la quinua por avena le da a este plato un impulso de proteínas de origen vegetal y más fibra. Los tomates cherry y el aguacate refuerzan el factor nutricional y añaden color al plato, mientras que la albahaca fresca y el za'tar infunden un sabor fuerte. Si hierve un lote de huevos con anticipación, puede armar este plato en cinco minutos. Foto y receta: Renee Blair / Life de Daily Burn


11 recetas de tazones de desayuno con superalimentos para comenzar bien el día

Si comer limpio figura en su lista de objetivos para 2017, entonces el desayuno es el mejor lugar para comenzar. Eso significa disfrutar de alimentos saludables y eliminar los sabores artificiales, los azúcares añadidos y los conservantes de su dieta. Para la primera comida del día, es importante llenar su plato con alimentos nutritivos. Los estudios han demostrado que las personas que desayunan tienen más probabilidades de elegir alimentos saludables a lo largo del día, pueden concentrarse mejor en el trabajo o la escuela y tienen un mejor control de peso.

Ya sea que desee comenzar la mañana con algo dulce (como batidos y tazones de acai) o salado (huevos revueltos y cereales integrales), estas recetas de tazones de desayuno con superalimentos están repletas de alimentos abundantes y ricos en antioxidantes. Mézclalos para quedarte satisfecho hasta media mañana o el almuerzo.

11 recetas de tazones de desayuno con superalimentos

1. Receta de tazón de Berry Lucuma Acai (con Paleonola)

Predecimos que verá más lúcuma, una fruta peruana, apareciendo en los platos este año. El exterior se parece mucho a un aguacate y tiene una pulpa suave de color amarillo. También es una gran fuente de betacaroteno, zinc, hierro y calcio. En este delicioso tazón de batido de acai, la lúcuma en polvo le da un sabor suave y dulce y es una excelente alternativa al azúcar u otros edulcorantes naturales. Para aumentar aún más el factor dulce, la receta requiere mango, bayas y un plátano. Foto y receta: Ksenia Avdulova / Breakfast Criminals

2. Tazón Blue Morning Smoothie

No siempre tienes que recurrir a una tortilla para colar algunas verduras matutinas. El ingrediente sorpresa de este cuenco rico en antioxidantes: calabacín congelado. El plato también contiene espirulina, semillas de chía, leche de coco y mantequilla de anacardo para darle esa textura cremosa. Debido a que el calabacín tiene un 70% de agua, es súper hidratante y está repleto de fibra para mantenerte lleno. La espirulina es una microalga verde azulada que muchos vegetarianos y veganos comen por su proteína de origen vegetal, vitaminas B, hierro y selenio. Cubra su tazón con bayas de goji, semillas de cáñamo, semillas de cacao y fruta fresca para una nutrición máxima y un toque de dulzura. Foto y receta: McKel Hill / Nutrition Stripped

3. Tazón de desayuno de frijoles negros

Si está comiendo sándwiches de huevo y queso por la mañana, este tazón de huevo deliciosamente satisfactorio seguramente dará en el clavo. La col rizada con ajo y los frijoles sriracha picantes proporcionan fibra, mientras que el arroz integral agrega una bondad granulada. Siéntase libre de cambiar el arroz integral por quinua y mezclar con semillas de calabaza para obtener un buen crujido y una dosis de zinc. Cubra con un huevo frito y listo. Foto y receta: Lee Hersh / Fit Foodie Finds

4. Tazones de desayuno de frambuesa y diosa interior

Brillarás de adentro hacia afuera con este jugoso cuenco de rubí. Hechas con mangos, melocotones y frambuesas congeladas, estas frutas bajas en azúcar frenarán tus antojos de dulces. La leche de coco proporciona grasas saludables, mientras que la harina de lino y las semillas de chía aportan ácidos grasos omega-3 que aman el corazón. Espolvoree un poco de granola, nueces y coco rallado sin azúcar para un poco de crujiente. Foto y receta: Lindsay Ostrom / Pinch of Yum

5. Avena con Leche Dorada y Pepita Brittle

La cúrcuma definitivamente está teniendo un momento en el mundo de la nutrición. Esta súper especia se lleva el oro por sus beneficios antiinflamatorios. Si prefieres su sabor atrevido, corta el jarabe de arce o la miel. Luego, doble el jengibre molido, que realza el rico y picante sabor de la cúrcuma. La pepita quebradiza está hecha con ingredientes nutritivos y sabrosos, como pistachos, semillas de chía, semillas de sésamo negro, jarabe de arce y aceite de coco. También es la manera perfecta de agregar una textura sabrosa. Foto y receta: Phoebe Lapine / Feed Me Phoebe

6. Granola de trigo sarraceno con chocolate "Coco Pops"

Una alternativa baja en azúcar al cereal infantil popular, esta granola de chocolate “inflada” está hecha con trigo sarraceno, una semilla de una planta relacionada con el ruibarbo, semillas de cacao, mantequilla de maní, coco y tahini. Para la base, puede disfrutarlo con un batido de chocolate y mantequilla de maní o yogur griego natural y fruta. Le garantizamos que irá muy bien por la cobertura crujiente. Foto y receta: Karen McLean / Secret Squirrel Food

7. Yogur de almendras y anacardos

Si estás en el plan Whole 30 o decides eliminar los lácteos y el azúcar de tu dieta, este platillo apto para veganos es para ti. Los anacardos tienen una base cremosa y ofrecen grasas saludables, mientras que los dátiles medjool brindan un toque de dulzura. (Use las fechas con moderación si está siguiendo Whole 30). Una pizca de canela no es solo un potenciador del sabor, también puede ayudar a estabilizar sus niveles de azúcar en la sangre. Foto y receta: Ella Woodward / Deliciously Ella

8. Tazón de batido Green Dream

¡Como desayunar helado! Mientras que la bloguera de alimentos, Kathy Patalsky, usa un batido en polvo vegano para la base, puedes mezclar un puñado de tus verduras favoritas con yogur de coco sin azúcar, leche de almendras sin azúcar, sandía congelada y plátanos congelados. Las frutas hacen que este plato esté helado y suave. Cubra con rodajas de durazno y plátano, semillas de chía, nueces y bayas de goji para obtener beneficios antiinflamatorios adicionales. Foto y receta: Kathy Patalsky / Healthy Happy Life

9. Tazón de desayuno de pesto verde

El desayuno y el brunch no tienen por qué centrarse en huevos, cereales o batidos. Papas doradas ralladas y verduras mixtas llenan este abundante tazón, bañado en un pesto celestial. Una combinación saludable de hierbas, que incluyen albahaca, perejil y cilantro, hacen la salsa deliciosamente sabrosa. En lugar del tocino de cerdo típico, esta receta requiere tocino de coco, hecho con hojuelas de coco, aceite de oliva extra virgen, tamari, jarabe de arce y pimentón ahumado. Foto y receta: Sarah / Well and Full

10. Pudín de desayuno de alforfón y arándanos

Remojar el trigo sarraceno durante la noche lo suaviza y lo convierte en un tratamiento matutino cremoso. La prueba está en este delicioso pudín, que también incluye puré de arándanos casero. Simplemente mezcle dos tazas de arándanos con una cucharada o dos de jarabe de arce o miel hasta que se convierta en jarabe. Mezclar un plátano con el pudín de trigo sarraceno lo hace más cremoso y pegajoso. Exprime un poco de jugo de limón para redondear la dulzura. Foto y receta: Renee Blair / Life de Daily Burn

11. Receta de cuenco de quinua sabroso para el desayuno

Cambiar la quinua por avena le da a este plato un impulso de proteínas de origen vegetal y más fibra. Los tomates cherry y el aguacate refuerzan el factor nutricional y añaden color al plato, mientras que la albahaca fresca y el za'tar infunden un sabor fuerte. Si hierve un lote de huevos con anticipación, puede armar este plato en cinco minutos. Foto y receta: Renee Blair / Life de Daily Burn


11 recetas de tazones de desayuno con superalimentos para comenzar bien el día

Si comer limpio figura en su lista de objetivos para 2017, entonces el desayuno es el mejor lugar para comenzar. Eso significa disfrutar de alimentos saludables y eliminar los sabores artificiales, los azúcares añadidos y los conservantes de su dieta. Para la primera comida del día, es importante llenar su plato con alimentos nutritivos. Los estudios han demostrado que las personas que desayunan tienen más probabilidades de elegir alimentos saludables a lo largo del día, pueden concentrarse mejor en el trabajo o la escuela y tienen un mejor control de peso.

Ya sea que desee comenzar la mañana con algo dulce (como batidos y tazones de acai) o salado (huevos revueltos y cereales integrales), estas recetas de tazones de desayuno con superalimentos están repletas de alimentos abundantes y ricos en antioxidantes. Mézclalos para quedarte satisfecho hasta media mañana o el almuerzo.

11 recetas de tazones de desayuno con superalimentos

1. Receta de tazón de Berry Lucuma Acai (con Paleonola)

Predecimos que verá más lúcuma, una fruta peruana, apareciendo en los platos este año. El exterior se parece mucho a un aguacate y tiene una pulpa suave de color amarillo. También es una gran fuente de betacaroteno, zinc, hierro y calcio. En este delicioso tazón de batido de acai, la lúcuma en polvo le da un sabor suave y dulce y es una excelente alternativa al azúcar u otros edulcorantes naturales. Para aumentar aún más el factor dulce, la receta requiere mango, bayas y un plátano. Foto y receta: Ksenia Avdulova / Breakfast Criminals

2. Tazón Blue Morning Smoothie

No siempre tienes que recurrir a una tortilla para colar algunas verduras matutinas. El ingrediente sorpresa de este cuenco rico en antioxidantes: calabacín congelado. El plato también contiene espirulina, semillas de chía, leche de coco y mantequilla de anacardo para darle esa textura cremosa. Debido a que el calabacín tiene un 70% de agua, es súper hidratante y está lleno de fibra para mantenerte lleno. La espirulina es una microalga verde azulada que muchos vegetarianos y veganos comen por su proteína de origen vegetal, vitaminas B, hierro y selenio. Cubra su tazón con bayas de goji, semillas de cáñamo, semillas de cacao y fruta fresca para una nutrición máxima y un toque de dulzura. Foto y receta: McKel Hill / Nutrition Stripped

3. Tazón de desayuno de frijoles negros

Si está comiendo sándwiches de huevo y queso por la mañana, este tazón de huevo deliciosamente satisfactorio seguramente dará en el clavo. La col rizada con ajo y los frijoles sriracha picantes proporcionan fibra, mientras que el arroz integral agrega una bondad granulada. Siéntase libre de cambiar el arroz integral con quinua y mezclar con semillas de calabaza para obtener un buen crujido y una dosis de zinc. Cubra con un huevo frito y listo. Foto y receta: Lee Hersh / Fit Foodie Finds

4. Tazones de desayuno de frambuesa y diosa interior

Brillarás de adentro hacia afuera con este jugoso cuenco de rubí. Elaboradas con mangos, melocotones y frambuesas congeladas, estas frutas bajas en azúcar frenarán sus antojos de dulces. La leche de coco proporciona grasas saludables, mientras que la harina de lino y las semillas de chía aportan ácidos grasos omega-3 que aman el corazón.Espolvoree un poco de granola, nueces y coco rallado sin azúcar para un poco de crujiente. Foto y receta: Lindsay Ostrom / Pinch of Yum

5. Avena con Leche Dorada y Pepita Brittle

La cúrcuma definitivamente está teniendo un momento en el mundo de la nutrición. Esta súper especia se lleva el oro por sus beneficios antiinflamatorios. Si prefieres su sabor atrevido, corta el jarabe de arce o la miel. Luego, doble el jengibre molido, que realza el rico y picante sabor de la cúrcuma. La pepita quebradiza está hecha con ingredientes nutritivos y sabrosos, como pistachos, semillas de chía, semillas de sésamo negro, jarabe de arce y aceite de coco. También es la manera perfecta de agregar una textura sabrosa. Foto y receta: Phoebe Lapine / Feed Me Phoebe

6. Granola de trigo sarraceno con chocolate "Coco Pops"

Una alternativa baja en azúcar al cereal infantil popular, esta granola de chocolate “inflada” está hecha con trigo sarraceno, una semilla de una planta relacionada con el ruibarbo, semillas de cacao, mantequilla de maní, coco y tahini. Para la base, puede disfrutarlo con un batido de chocolate y mantequilla de maní o yogur griego natural y fruta. Le garantizamos que irá muy bien por la cobertura crujiente. Foto y receta: Karen McLean / Secret Squirrel Food

7. Yogur de almendras y anacardos

Si estás en el plan Whole 30 o decides eliminar los lácteos y el azúcar de tu dieta, este platillo apto para veganos es para ti. Los anacardos tienen una base cremosa y ofrecen grasas saludables, mientras que los dátiles medjool brindan un toque de dulzura. (Use las fechas con moderación si está siguiendo Whole 30). Una pizca de canela no es solo un potenciador del sabor, también puede ayudar a estabilizar sus niveles de azúcar en la sangre. Foto y receta: Ella Woodward / Deliciously Ella

8. Tazón de batido Green Dream

¡Como desayunar helado! Mientras que la bloguera de alimentos, Kathy Patalsky, usa un batido en polvo vegano para la base, puedes mezclar un puñado de tus verduras favoritas con yogur de coco sin azúcar, leche de almendras sin azúcar, sandía congelada y plátanos congelados. Las frutas hacen que este plato esté helado y suave. Cubra con rodajas de durazno y plátano, semillas de chía, nueces y bayas de goji para obtener beneficios antiinflamatorios adicionales. Foto y receta: Kathy Patalsky / Healthy Happy Life

9. Tazón de desayuno de pesto verde

El desayuno y el brunch no tienen por qué centrarse en huevos, cereales o batidos. Papas doradas ralladas y verduras mixtas llenan este abundante tazón, bañado en un pesto celestial. Una combinación saludable de hierbas, que incluyen albahaca, perejil y cilantro, hacen la salsa deliciosamente sabrosa. En lugar del tocino de cerdo típico, esta receta requiere tocino de coco, hecho con hojuelas de coco, aceite de oliva extra virgen, tamari, jarabe de arce y pimentón ahumado. Foto y receta: Sarah / Well and Full

10. Pudín de desayuno de alforfón y arándanos

Remojar el trigo sarraceno durante la noche lo suaviza y lo convierte en un tratamiento matutino cremoso. La prueba está en este delicioso pudín, que también incluye puré de arándanos casero. Simplemente mezcle dos tazas de arándanos con una cucharada o dos de jarabe de arce o miel hasta que se convierta en jarabe. Mezclar un plátano con el pudín de trigo sarraceno lo hace más cremoso y pegajoso. Exprime un poco de jugo de limón para redondear la dulzura. Foto y receta: Renee Blair / Life de Daily Burn

11. Receta de cuenco de quinua sabroso para el desayuno

Cambiar la quinua por avena le da a este plato un impulso de proteínas de origen vegetal y más fibra. Los tomates cherry y el aguacate refuerzan el factor nutricional y añaden color al plato, mientras que la albahaca fresca y el za'tar infunden un sabor fuerte. Si hierve un lote de huevos con anticipación, puede armar este plato en cinco minutos. Foto y receta: Renee Blair / Life de Daily Burn


11 recetas de tazones de desayuno con superalimentos para comenzar bien el día

Si comer limpio figura en su lista de objetivos para 2017, entonces el desayuno es el mejor lugar para comenzar. Eso significa disfrutar de alimentos saludables y eliminar los sabores artificiales, los azúcares añadidos y los conservantes de su dieta. Para la primera comida del día, es importante llenar su plato con alimentos nutritivos. Los estudios han demostrado que las personas que desayunan tienen más probabilidades de elegir alimentos saludables a lo largo del día, pueden concentrarse mejor en el trabajo o la escuela y tienen un mejor control de peso.

Ya sea que desee comenzar la mañana con algo dulce (como batidos y tazones de acai) o salado (huevos revueltos y cereales integrales), estas recetas de tazones de desayuno con superalimentos están repletas de alimentos abundantes y ricos en antioxidantes. Mézclalos para quedarte satisfecho hasta media mañana o el almuerzo.

11 recetas de tazones de desayuno con superalimentos

1. Receta de tazón de Berry Lucuma Acai (con Paleonola)

Predecimos que verá más lúcuma, una fruta peruana, apareciendo en los platos este año. El exterior se parece mucho a un aguacate y tiene una pulpa suave de color amarillo. También es una gran fuente de betacaroteno, zinc, hierro y calcio. En este delicioso tazón de batido de acai, la lúcuma en polvo le da un sabor suave y dulce y es una excelente alternativa al azúcar u otros edulcorantes naturales. Para aumentar aún más el factor dulce, la receta requiere mango, bayas y un plátano. Foto y receta: Ksenia Avdulova / Breakfast Criminals

2. Tazón Blue Morning Smoothie

No siempre tienes que recurrir a una tortilla para colar algunas verduras matutinas. El ingrediente sorpresa de este cuenco rico en antioxidantes: calabacín congelado. El plato también contiene espirulina, semillas de chía, leche de coco y mantequilla de anacardo para darle esa textura cremosa. Debido a que el calabacín tiene un 70% de agua, es súper hidratante y está lleno de fibra para mantenerte lleno. La espirulina es una microalga verde azulada que muchos vegetarianos y veganos comen por su proteína de origen vegetal, vitaminas B, hierro y selenio. Cubra su tazón con bayas de goji, semillas de cáñamo, semillas de cacao y fruta fresca para una nutrición máxima y un toque de dulzura. Foto y receta: McKel Hill / Nutrition Stripped

3. Tazón de desayuno de frijoles negros

Si está comiendo sándwiches de huevo y queso por la mañana, este tazón de huevo deliciosamente satisfactorio seguramente dará en el clavo. La col rizada con ajo y los frijoles sriracha picantes proporcionan fibra, mientras que el arroz integral agrega una bondad granulada. Siéntase libre de cambiar el arroz integral con quinua y mezclar con semillas de calabaza para obtener un buen crujido y una dosis de zinc. Cubra con un huevo frito y listo. Foto y receta: Lee Hersh / Fit Foodie Finds

4. Tazones de desayuno de frambuesa y diosa interior

Brillarás de adentro hacia afuera con este jugoso cuenco de rubí. Elaboradas con mangos, melocotones y frambuesas congeladas, estas frutas bajas en azúcar frenarán sus antojos de dulces. La leche de coco proporciona grasas saludables, mientras que la harina de lino y las semillas de chía aportan ácidos grasos omega-3 que aman el corazón. Espolvoree un poco de granola, nueces y coco rallado sin azúcar para un poco de crujiente. Foto y receta: Lindsay Ostrom / Pinch of Yum

5. Avena con Leche Dorada y Pepita Brittle

La cúrcuma definitivamente está teniendo un momento en el mundo de la nutrición. Esta súper especia se lleva el oro por sus beneficios antiinflamatorios. Si prefieres su sabor atrevido, corta el jarabe de arce o la miel. Luego, doble el jengibre molido, que realza el rico y picante sabor de la cúrcuma. La pepita quebradiza está hecha con ingredientes nutritivos y sabrosos, como pistachos, semillas de chía, semillas de sésamo negro, jarabe de arce y aceite de coco. También es la manera perfecta de agregar una textura sabrosa. Foto y receta: Phoebe Lapine / Feed Me Phoebe

6. Granola de trigo sarraceno con chocolate "Coco Pops"

Una alternativa baja en azúcar al cereal infantil popular, esta granola de chocolate “inflada” está hecha con trigo sarraceno, una semilla de una planta relacionada con el ruibarbo, semillas de cacao, mantequilla de maní, coco y tahini. Para la base, puede disfrutarlo con un batido de chocolate y mantequilla de maní o yogur griego natural y fruta. Le garantizamos que irá muy bien por la cobertura crujiente. Foto y receta: Karen McLean / Secret Squirrel Food

7. Yogur de almendras y anacardos

Si estás en el plan Whole 30 o decides eliminar los lácteos y el azúcar de tu dieta, este platillo apto para veganos es para ti. Los anacardos tienen una base cremosa y ofrecen grasas saludables, mientras que los dátiles medjool brindan un toque de dulzura. (Use las fechas con moderación si está siguiendo Whole 30). Una pizca de canela no es solo un potenciador del sabor, también puede ayudar a estabilizar sus niveles de azúcar en la sangre. Foto y receta: Ella Woodward / Deliciously Ella

8. Tazón de batido Green Dream

¡Como desayunar helado! Mientras que la bloguera de alimentos, Kathy Patalsky, usa un batido en polvo vegano para la base, puedes mezclar un puñado de tus verduras favoritas con yogur de coco sin azúcar, leche de almendras sin azúcar, sandía congelada y plátanos congelados. Las frutas hacen que este plato esté helado y suave. Cubra con rodajas de durazno y plátano, semillas de chía, nueces y bayas de goji para obtener beneficios antiinflamatorios adicionales. Foto y receta: Kathy Patalsky / Healthy Happy Life

9. Tazón de desayuno de pesto verde

El desayuno y el brunch no tienen por qué centrarse en huevos, cereales o batidos. Papas doradas ralladas y verduras mixtas llenan este abundante tazón, bañado en un pesto celestial. Una combinación saludable de hierbas, que incluyen albahaca, perejil y cilantro, hacen la salsa deliciosamente sabrosa. En lugar del tocino de cerdo típico, esta receta requiere tocino de coco, hecho con hojuelas de coco, aceite de oliva extra virgen, tamari, jarabe de arce y pimentón ahumado. Foto y receta: Sarah / Well and Full

10. Pudín de desayuno de alforfón y arándanos

Remojar el trigo sarraceno durante la noche lo suaviza y lo convierte en un tratamiento matutino cremoso. La prueba está en este delicioso pudín, que también incluye puré de arándanos casero. Simplemente mezcle dos tazas de arándanos con una cucharada o dos de jarabe de arce o miel hasta que se convierta en jarabe. Mezclar un plátano con el pudín de trigo sarraceno lo hace más cremoso y pegajoso. Exprime un poco de jugo de limón para redondear la dulzura. Foto y receta: Renee Blair / Life de Daily Burn

11. Receta de cuenco de quinua sabroso para el desayuno

Cambiar la quinua por avena le da a este plato un impulso de proteínas de origen vegetal y más fibra. Los tomates cherry y el aguacate refuerzan el factor nutricional y añaden color al plato, mientras que la albahaca fresca y el za'tar infunden un sabor fuerte. Si hierve un lote de huevos con anticipación, puede armar este plato en cinco minutos. Foto y receta: Renee Blair / Life de Daily Burn


11 recetas de tazones de desayuno con superalimentos para comenzar bien el día

Si comer limpio figura en su lista de objetivos para 2017, entonces el desayuno es el mejor lugar para comenzar. Eso significa disfrutar de alimentos saludables y eliminar los sabores artificiales, los azúcares añadidos y los conservantes de su dieta. Para la primera comida del día, es importante llenar su plato con alimentos nutritivos. Los estudios han demostrado que las personas que desayunan tienen más probabilidades de elegir alimentos saludables a lo largo del día, pueden concentrarse mejor en el trabajo o la escuela y tienen un mejor control de peso.

Ya sea que desee comenzar la mañana con algo dulce (como batidos y tazones de acai) o salado (huevos revueltos y cereales integrales), estas recetas de tazones de desayuno con superalimentos están repletas de alimentos abundantes y ricos en antioxidantes. Mézclalos para quedarte satisfecho hasta media mañana o el almuerzo.

11 recetas de tazones de desayuno con superalimentos

1. Receta de tazón de Berry Lucuma Acai (con Paleonola)

Predecimos que verá más lúcuma, una fruta peruana, apareciendo en los platos este año. El exterior se parece mucho a un aguacate y tiene una pulpa suave de color amarillo. También es una gran fuente de betacaroteno, zinc, hierro y calcio. En este delicioso tazón de batido de acai, la lúcuma en polvo le da un sabor suave y dulce y es una excelente alternativa al azúcar u otros edulcorantes naturales. Para aumentar aún más el factor dulce, la receta requiere mango, bayas y un plátano. Foto y receta: Ksenia Avdulova / Breakfast Criminals

2. Tazón Blue Morning Smoothie

No siempre tienes que recurrir a una tortilla para colar algunas verduras matutinas. El ingrediente sorpresa de este cuenco rico en antioxidantes: calabacín congelado. El plato también contiene espirulina, semillas de chía, leche de coco y mantequilla de anacardo para darle esa textura cremosa. Debido a que el calabacín tiene un 70% de agua, es súper hidratante y está lleno de fibra para mantenerte lleno. La espirulina es una microalga verde azulada que muchos vegetarianos y veganos comen por su proteína de origen vegetal, vitaminas B, hierro y selenio. Cubra su tazón con bayas de goji, semillas de cáñamo, semillas de cacao y fruta fresca para una nutrición máxima y un toque de dulzura. Foto y receta: McKel Hill / Nutrition Stripped

3. Tazón de desayuno de frijoles negros

Si está comiendo sándwiches de huevo y queso por la mañana, este tazón de huevo deliciosamente satisfactorio seguramente dará en el clavo. La col rizada con ajo y los frijoles sriracha picantes proporcionan fibra, mientras que el arroz integral agrega una bondad granulada. Siéntase libre de cambiar el arroz integral con quinua y mezclar con semillas de calabaza para obtener un buen crujido y una dosis de zinc. Cubra con un huevo frito y listo. Foto y receta: Lee Hersh / Fit Foodie Finds

4. Tazones de desayuno de frambuesa y diosa interior

Brillarás de adentro hacia afuera con este jugoso cuenco de rubí. Elaboradas con mangos, melocotones y frambuesas congeladas, estas frutas bajas en azúcar frenarán sus antojos de dulces. La leche de coco proporciona grasas saludables, mientras que la harina de lino y las semillas de chía aportan ácidos grasos omega-3 que aman el corazón. Espolvoree un poco de granola, nueces y coco rallado sin azúcar para un poco de crujiente. Foto y receta: Lindsay Ostrom / Pinch of Yum

5. Avena con Leche Dorada y Pepita Brittle

La cúrcuma definitivamente está teniendo un momento en el mundo de la nutrición. Esta súper especia se lleva el oro por sus beneficios antiinflamatorios. Si prefieres su sabor atrevido, corta el jarabe de arce o la miel. Luego, doble el jengibre molido, que realza el rico y picante sabor de la cúrcuma. La pepita quebradiza está hecha con ingredientes nutritivos y sabrosos, como pistachos, semillas de chía, semillas de sésamo negro, jarabe de arce y aceite de coco. También es la manera perfecta de agregar una textura sabrosa. Foto y receta: Phoebe Lapine / Feed Me Phoebe

6. Granola de trigo sarraceno con chocolate "Coco Pops"

Una alternativa baja en azúcar al cereal infantil popular, esta granola de chocolate “inflada” está hecha con trigo sarraceno, una semilla de una planta relacionada con el ruibarbo, semillas de cacao, mantequilla de maní, coco y tahini. Para la base, puede disfrutarlo con un batido de chocolate y mantequilla de maní o yogur griego natural y fruta. Le garantizamos que irá muy bien por la cobertura crujiente. Foto y receta: Karen McLean / Secret Squirrel Food

7. Yogur de almendras y anacardos

Si estás en el plan Whole 30 o decides eliminar los lácteos y el azúcar de tu dieta, este platillo apto para veganos es para ti. Los anacardos tienen una base cremosa y ofrecen grasas saludables, mientras que los dátiles medjool brindan un toque de dulzura. (Use las fechas con moderación si está siguiendo Whole 30). Una pizca de canela no es solo un potenciador del sabor, también puede ayudar a estabilizar sus niveles de azúcar en la sangre. Foto y receta: Ella Woodward / Deliciously Ella

8. Tazón de batido Green Dream

¡Como desayunar helado! Mientras que la bloguera de alimentos, Kathy Patalsky, usa un batido en polvo vegano para la base, puedes mezclar un puñado de tus verduras favoritas con yogur de coco sin azúcar, leche de almendras sin azúcar, sandía congelada y plátanos congelados. Las frutas hacen que este plato esté helado y suave. Cubra con rodajas de durazno y plátano, semillas de chía, nueces y bayas de goji para obtener beneficios antiinflamatorios adicionales. Foto y receta: Kathy Patalsky / Healthy Happy Life

9. Tazón de desayuno de pesto verde

El desayuno y el brunch no tienen por qué centrarse en huevos, cereales o batidos. Papas doradas ralladas y verduras mixtas llenan este abundante tazón, bañado en un pesto celestial. Una combinación saludable de hierbas, que incluyen albahaca, perejil y cilantro, hacen la salsa deliciosamente sabrosa. En lugar del tocino de cerdo típico, esta receta requiere tocino de coco, hecho con hojuelas de coco, aceite de oliva extra virgen, tamari, jarabe de arce y pimentón ahumado. Foto y receta: Sarah / Well and Full

10. Pudín de desayuno de alforfón y arándanos

Remojar el trigo sarraceno durante la noche lo suaviza y lo convierte en un tratamiento matutino cremoso. La prueba está en este delicioso pudín, que también incluye puré de arándanos casero. Simplemente mezcle dos tazas de arándanos con una cucharada o dos de jarabe de arce o miel hasta que se convierta en jarabe. Mezclar un plátano con el pudín de trigo sarraceno lo hace más cremoso y pegajoso. Exprime un poco de jugo de limón para redondear la dulzura. Foto y receta: Renee Blair / Life de Daily Burn

11. Receta de cuenco de quinua sabroso para el desayuno

Cambiar la quinua por avena le da a este plato un impulso de proteínas de origen vegetal y más fibra. Los tomates cherry y el aguacate refuerzan el factor nutricional y añaden color al plato, mientras que la albahaca fresca y el za'tar infunden un sabor fuerte. Si hierve un lote de huevos con anticipación, puede armar este plato en cinco minutos. Foto y receta: Renee Blair / Life de Daily Burn


11 recetas de tazones de desayuno con superalimentos para comenzar bien el día

Si comer limpio figura en su lista de objetivos para 2017, entonces el desayuno es el mejor lugar para comenzar. Eso significa disfrutar de alimentos saludables y eliminar los sabores artificiales, los azúcares añadidos y los conservantes de su dieta. Para la primera comida del día, es importante llenar su plato con alimentos nutritivos. Los estudios han demostrado que las personas que desayunan tienen más probabilidades de elegir alimentos saludables a lo largo del día, pueden concentrarse mejor en el trabajo o la escuela y tienen un mejor control de peso.

Ya sea que desee comenzar la mañana con algo dulce (como batidos y tazones de acai) o salado (huevos revueltos y cereales integrales), estas recetas de tazones de desayuno con superalimentos están repletas de alimentos abundantes y ricos en antioxidantes. Mézclalos para quedarte satisfecho hasta media mañana o el almuerzo.

11 recetas de tazones de desayuno con superalimentos

1. Receta de tazón de Berry Lucuma Acai (con Paleonola)

Predecimos que verá más lúcuma, una fruta peruana, apareciendo en los platos este año. El exterior se parece mucho a un aguacate y tiene una pulpa suave de color amarillo. También es una gran fuente de betacaroteno, zinc, hierro y calcio. En este delicioso tazón de batido de acai, la lúcuma en polvo le da un sabor suave y dulce y es una excelente alternativa al azúcar u otros edulcorantes naturales. Para aumentar aún más el factor dulce, la receta requiere mango, bayas y un plátano. Foto y receta: Ksenia Avdulova / Breakfast Criminals

2. Tazón Blue Morning Smoothie

No siempre tienes que recurrir a una tortilla para colar algunas verduras matutinas. El ingrediente sorpresa de este cuenco rico en antioxidantes: calabacín congelado. El plato también contiene espirulina, semillas de chía, leche de coco y mantequilla de anacardo para darle esa textura cremosa. Debido a que el calabacín tiene un 70% de agua, es súper hidratante y está lleno de fibra para mantenerte lleno.La espirulina es una microalga verde azulada que muchos vegetarianos y veganos comen por su proteína de origen vegetal, vitaminas B, hierro y selenio. Cubra su tazón con bayas de goji, semillas de cáñamo, semillas de cacao y fruta fresca para una nutrición máxima y un toque de dulzura. Foto y receta: McKel Hill / Nutrition Stripped

3. Tazón de desayuno de frijoles negros

Si está comiendo sándwiches de huevo y queso por la mañana, este tazón de huevo deliciosamente satisfactorio seguramente dará en el clavo. La col rizada con ajo y los frijoles sriracha picantes proporcionan fibra, mientras que el arroz integral agrega una bondad granulada. Siéntase libre de cambiar el arroz integral con quinua y mezclar con semillas de calabaza para obtener un buen crujido y una dosis de zinc. Cubra con un huevo frito y listo. Foto y receta: Lee Hersh / Fit Foodie Finds

4. Tazones de desayuno de frambuesa y diosa interior

Brillarás de adentro hacia afuera con este jugoso cuenco de rubí. Elaboradas con mangos, melocotones y frambuesas congeladas, estas frutas bajas en azúcar frenarán sus antojos de dulces. La leche de coco proporciona grasas saludables, mientras que la harina de lino y las semillas de chía aportan ácidos grasos omega-3 que aman el corazón. Espolvoree un poco de granola, nueces y coco rallado sin azúcar para un poco de crujiente. Foto y receta: Lindsay Ostrom / Pinch of Yum

5. Avena con Leche Dorada y Pepita Brittle

La cúrcuma definitivamente está teniendo un momento en el mundo de la nutrición. Esta súper especia se lleva el oro por sus beneficios antiinflamatorios. Si prefieres su sabor atrevido, corta el jarabe de arce o la miel. Luego, doble el jengibre molido, que realza el rico y picante sabor de la cúrcuma. La pepita quebradiza está hecha con ingredientes nutritivos y sabrosos, como pistachos, semillas de chía, semillas de sésamo negro, jarabe de arce y aceite de coco. También es la manera perfecta de agregar una textura sabrosa. Foto y receta: Phoebe Lapine / Feed Me Phoebe

6. Granola de trigo sarraceno con chocolate "Coco Pops"

Una alternativa baja en azúcar al cereal infantil popular, esta granola de chocolate “inflada” está hecha con trigo sarraceno, una semilla de una planta relacionada con el ruibarbo, semillas de cacao, mantequilla de maní, coco y tahini. Para la base, puede disfrutarlo con un batido de chocolate y mantequilla de maní o yogur griego natural y fruta. Le garantizamos que irá muy bien por la cobertura crujiente. Foto y receta: Karen McLean / Secret Squirrel Food

7. Yogur de almendras y anacardos

Si estás en el plan Whole 30 o decides eliminar los lácteos y el azúcar de tu dieta, este platillo apto para veganos es para ti. Los anacardos tienen una base cremosa y ofrecen grasas saludables, mientras que los dátiles medjool brindan un toque de dulzura. (Use las fechas con moderación si está siguiendo Whole 30). Una pizca de canela no es solo un potenciador del sabor, también puede ayudar a estabilizar sus niveles de azúcar en la sangre. Foto y receta: Ella Woodward / Deliciously Ella

8. Tazón de batido Green Dream

¡Como desayunar helado! Mientras que la bloguera de alimentos, Kathy Patalsky, usa un batido en polvo vegano para la base, puedes mezclar un puñado de tus verduras favoritas con yogur de coco sin azúcar, leche de almendras sin azúcar, sandía congelada y plátanos congelados. Las frutas hacen que este plato esté helado y suave. Cubra con rodajas de durazno y plátano, semillas de chía, nueces y bayas de goji para obtener beneficios antiinflamatorios adicionales. Foto y receta: Kathy Patalsky / Healthy Happy Life

9. Tazón de desayuno de pesto verde

El desayuno y el brunch no tienen por qué centrarse en huevos, cereales o batidos. Papas doradas ralladas y verduras mixtas llenan este abundante tazón, bañado en un pesto celestial. Una combinación saludable de hierbas, que incluyen albahaca, perejil y cilantro, hacen la salsa deliciosamente sabrosa. En lugar del tocino de cerdo típico, esta receta requiere tocino de coco, hecho con hojuelas de coco, aceite de oliva extra virgen, tamari, jarabe de arce y pimentón ahumado. Foto y receta: Sarah / Well and Full

10. Pudín de desayuno de alforfón y arándanos

Remojar el trigo sarraceno durante la noche lo suaviza y lo convierte en un tratamiento matutino cremoso. La prueba está en este delicioso pudín, que también incluye puré de arándanos casero. Simplemente mezcle dos tazas de arándanos con una cucharada o dos de jarabe de arce o miel hasta que se convierta en jarabe. Mezclar un plátano con el pudín de trigo sarraceno lo hace más cremoso y pegajoso. Exprime un poco de jugo de limón para redondear la dulzura. Foto y receta: Renee Blair / Life de Daily Burn

11. Receta de cuenco de quinua sabroso para el desayuno

Cambiar la quinua por avena le da a este plato un impulso de proteínas de origen vegetal y más fibra. Los tomates cherry y el aguacate refuerzan el factor nutricional y añaden color al plato, mientras que la albahaca fresca y el za'tar infunden un sabor fuerte. Si hierve un lote de huevos con anticipación, puede armar este plato en cinco minutos. Foto y receta: Renee Blair / Life de Daily Burn


11 recetas de tazones de desayuno con superalimentos para comenzar bien el día

Si comer limpio figura en su lista de objetivos para 2017, entonces el desayuno es el mejor lugar para comenzar. Eso significa disfrutar de alimentos saludables y eliminar los sabores artificiales, los azúcares añadidos y los conservantes de su dieta. Para la primera comida del día, es importante llenar su plato con alimentos nutritivos. Los estudios han demostrado que las personas que desayunan tienen más probabilidades de elegir alimentos saludables a lo largo del día, pueden concentrarse mejor en el trabajo o la escuela y tienen un mejor control de peso.

Ya sea que desee comenzar la mañana con algo dulce (como batidos y tazones de acai) o salado (huevos revueltos y cereales integrales), estas recetas de tazones de desayuno con superalimentos están repletas de alimentos abundantes y ricos en antioxidantes. Mézclalos para quedarte satisfecho hasta media mañana o el almuerzo.

11 recetas de tazones de desayuno con superalimentos

1. Receta de tazón de Berry Lucuma Acai (con Paleonola)

Predecimos que verá más lúcuma, una fruta peruana, apareciendo en los platos este año. El exterior se parece mucho a un aguacate y tiene una pulpa suave de color amarillo. También es una gran fuente de betacaroteno, zinc, hierro y calcio. En este delicioso tazón de batido de acai, la lúcuma en polvo le da un sabor suave y dulce y es una excelente alternativa al azúcar u otros edulcorantes naturales. Para aumentar aún más el factor dulce, la receta requiere mango, bayas y un plátano. Foto y receta: Ksenia Avdulova / Breakfast Criminals

2. Tazón Blue Morning Smoothie

No siempre tienes que recurrir a una tortilla para colar algunas verduras matutinas. El ingrediente sorpresa de este cuenco rico en antioxidantes: calabacín congelado. El plato también contiene espirulina, semillas de chía, leche de coco y mantequilla de anacardo para darle esa textura cremosa. Debido a que el calabacín tiene un 70% de agua, es súper hidratante y está lleno de fibra para mantenerte lleno. La espirulina es una microalga verde azulada que muchos vegetarianos y veganos comen por su proteína de origen vegetal, vitaminas B, hierro y selenio. Cubra su tazón con bayas de goji, semillas de cáñamo, semillas de cacao y fruta fresca para una nutrición máxima y un toque de dulzura. Foto y receta: McKel Hill / Nutrition Stripped

3. Tazón de desayuno de frijoles negros

Si está comiendo sándwiches de huevo y queso por la mañana, este tazón de huevo deliciosamente satisfactorio seguramente dará en el clavo. La col rizada con ajo y los frijoles sriracha picantes proporcionan fibra, mientras que el arroz integral agrega una bondad granulada. Siéntase libre de cambiar el arroz integral con quinua y mezclar con semillas de calabaza para obtener un buen crujido y una dosis de zinc. Cubra con un huevo frito y listo. Foto y receta: Lee Hersh / Fit Foodie Finds

4. Tazones de desayuno de frambuesa y diosa interior

Brillarás de adentro hacia afuera con este jugoso cuenco de rubí. Elaboradas con mangos, melocotones y frambuesas congeladas, estas frutas bajas en azúcar frenarán sus antojos de dulces. La leche de coco proporciona grasas saludables, mientras que la harina de lino y las semillas de chía aportan ácidos grasos omega-3 que aman el corazón. Espolvoree un poco de granola, nueces y coco rallado sin azúcar para un poco de crujiente. Foto y receta: Lindsay Ostrom / Pinch of Yum

5. Avena con Leche Dorada y Pepita Brittle

La cúrcuma definitivamente está teniendo un momento en el mundo de la nutrición. Esta súper especia se lleva el oro por sus beneficios antiinflamatorios. Si prefieres su sabor atrevido, corta el jarabe de arce o la miel. Luego, doble el jengibre molido, que realza el rico y picante sabor de la cúrcuma. La pepita quebradiza está hecha con ingredientes nutritivos y sabrosos, como pistachos, semillas de chía, semillas de sésamo negro, jarabe de arce y aceite de coco. También es la manera perfecta de agregar una textura sabrosa. Foto y receta: Phoebe Lapine / Feed Me Phoebe

6. Granola de trigo sarraceno con chocolate "Coco Pops"

Una alternativa baja en azúcar al cereal infantil popular, esta granola de chocolate “inflada” está hecha con trigo sarraceno, una semilla de una planta relacionada con el ruibarbo, semillas de cacao, mantequilla de maní, coco y tahini. Para la base, puede disfrutarlo con un batido de chocolate y mantequilla de maní o yogur griego natural y fruta. Le garantizamos que irá muy bien por la cobertura crujiente. Foto y receta: Karen McLean / Secret Squirrel Food

7. Yogur de almendras y anacardos

Si estás en el plan Whole 30 o decides eliminar los lácteos y el azúcar de tu dieta, este platillo apto para veganos es para ti. Los anacardos tienen una base cremosa y ofrecen grasas saludables, mientras que los dátiles medjool brindan un toque de dulzura. (Use las fechas con moderación si está siguiendo Whole 30). Una pizca de canela no es solo un potenciador del sabor, también puede ayudar a estabilizar sus niveles de azúcar en la sangre. Foto y receta: Ella Woodward / Deliciously Ella

8. Tazón de batido Green Dream

¡Como desayunar helado! Mientras que la bloguera de alimentos, Kathy Patalsky, usa un batido en polvo vegano para la base, puedes mezclar un puñado de tus verduras favoritas con yogur de coco sin azúcar, leche de almendras sin azúcar, sandía congelada y plátanos congelados. Las frutas hacen que este plato esté helado y suave. Cubra con rodajas de durazno y plátano, semillas de chía, nueces y bayas de goji para obtener beneficios antiinflamatorios adicionales. Foto y receta: Kathy Patalsky / Healthy Happy Life

9. Tazón de desayuno de pesto verde

El desayuno y el brunch no tienen por qué centrarse en huevos, cereales o batidos. Papas doradas ralladas y verduras mixtas llenan este abundante tazón, bañado en un pesto celestial. Una combinación saludable de hierbas, que incluyen albahaca, perejil y cilantro, hacen la salsa deliciosamente sabrosa. En lugar del tocino de cerdo típico, esta receta requiere tocino de coco, hecho con hojuelas de coco, aceite de oliva extra virgen, tamari, jarabe de arce y pimentón ahumado. Foto y receta: Sarah / Well and Full

10. Pudín de desayuno de alforfón y arándanos

Remojar el trigo sarraceno durante la noche lo suaviza y lo convierte en un tratamiento matutino cremoso. La prueba está en este delicioso pudín, que también incluye puré de arándanos casero. Simplemente mezcle dos tazas de arándanos con una cucharada o dos de jarabe de arce o miel hasta que se convierta en jarabe. Mezclar un plátano con el pudín de trigo sarraceno lo hace más cremoso y pegajoso. Exprime un poco de jugo de limón para redondear la dulzura. Foto y receta: Renee Blair / Life de Daily Burn

11. Receta de cuenco de quinua sabroso para el desayuno

Cambiar la quinua por avena le da a este plato un impulso de proteínas de origen vegetal y más fibra. Los tomates cherry y el aguacate refuerzan el factor nutricional y añaden color al plato, mientras que la albahaca fresca y el za'tar infunden un sabor fuerte. Si hierve un lote de huevos con anticipación, puede armar este plato en cinco minutos. Foto y receta: Renee Blair / Life de Daily Burn


11 recetas de tazones de desayuno con superalimentos para comenzar bien el día

Si comer limpio figura en su lista de objetivos para 2017, entonces el desayuno es el mejor lugar para comenzar. Eso significa disfrutar de alimentos saludables y eliminar los sabores artificiales, los azúcares añadidos y los conservantes de su dieta. Para la primera comida del día, es importante llenar su plato con alimentos nutritivos. Los estudios han demostrado que las personas que desayunan tienen más probabilidades de elegir alimentos saludables a lo largo del día, pueden concentrarse mejor en el trabajo o la escuela y tienen un mejor control de peso.

Ya sea que desee comenzar la mañana con algo dulce (como batidos y tazones de acai) o salado (huevos revueltos y cereales integrales), estas recetas de tazones de desayuno con superalimentos están repletas de alimentos abundantes y ricos en antioxidantes. Mézclalos para quedarte satisfecho hasta media mañana o el almuerzo.

11 recetas de tazones de desayuno con superalimentos

1. Receta de tazón de Berry Lucuma Acai (con Paleonola)

Predecimos que verá más lúcuma, una fruta peruana, apareciendo en los platos este año. El exterior se parece mucho a un aguacate y tiene una pulpa suave de color amarillo. También es una gran fuente de betacaroteno, zinc, hierro y calcio. En este delicioso tazón de batido de acai, la lúcuma en polvo le da un sabor suave y dulce y es una excelente alternativa al azúcar u otros edulcorantes naturales. Para aumentar aún más el factor dulce, la receta requiere mango, bayas y un plátano. Foto y receta: Ksenia Avdulova / Breakfast Criminals

2. Tazón Blue Morning Smoothie

No siempre tienes que recurrir a una tortilla para colar algunas verduras matutinas. El ingrediente sorpresa de este cuenco rico en antioxidantes: calabacín congelado. El plato también contiene espirulina, semillas de chía, leche de coco y mantequilla de anacardo para darle esa textura cremosa. Debido a que el calabacín tiene un 70% de agua, es súper hidratante y está lleno de fibra para mantenerte lleno. La espirulina es una microalga verde azulada que muchos vegetarianos y veganos comen por su proteína de origen vegetal, vitaminas B, hierro y selenio. Cubra su tazón con bayas de goji, semillas de cáñamo, semillas de cacao y fruta fresca para una nutrición máxima y un toque de dulzura. Foto y receta: McKel Hill / Nutrition Stripped

3. Tazón de desayuno de frijoles negros

Si está comiendo sándwiches de huevo y queso por la mañana, este tazón de huevo deliciosamente satisfactorio seguramente dará en el clavo. La col rizada con ajo y los frijoles sriracha picantes proporcionan fibra, mientras que el arroz integral agrega una bondad granulada. Siéntase libre de cambiar el arroz integral con quinua y mezclar con semillas de calabaza para obtener un buen crujido y una dosis de zinc. Cubra con un huevo frito y listo. Foto y receta: Lee Hersh / Fit Foodie Finds

4. Tazones de desayuno de frambuesa y diosa interior

Brillarás de adentro hacia afuera con este jugoso cuenco de rubí. Elaboradas con mangos, melocotones y frambuesas congeladas, estas frutas bajas en azúcar frenarán sus antojos de dulces. La leche de coco proporciona grasas saludables, mientras que la harina de lino y las semillas de chía aportan ácidos grasos omega-3 que aman el corazón. Espolvoree un poco de granola, nueces y coco rallado sin azúcar para un poco de crujiente. Foto y receta: Lindsay Ostrom / Pinch of Yum

5. Avena con Leche Dorada y Pepita Brittle

La cúrcuma definitivamente está teniendo un momento en el mundo de la nutrición. Esta súper especia se lleva el oro por sus beneficios antiinflamatorios. Si prefieres su sabor atrevido, corta el jarabe de arce o la miel. Luego, doble el jengibre molido, que realza el rico y picante sabor de la cúrcuma. La pepita quebradiza está hecha con ingredientes nutritivos y sabrosos, como pistachos, semillas de chía, semillas de sésamo negro, jarabe de arce y aceite de coco. También es la manera perfecta de agregar una textura sabrosa. Foto y receta: Phoebe Lapine / Feed Me Phoebe

6. Granola de trigo sarraceno con chocolate "Coco Pops"

Una alternativa baja en azúcar al cereal infantil popular, esta granola de chocolate “inflada” está hecha con trigo sarraceno, una semilla de una planta relacionada con el ruibarbo, semillas de cacao, mantequilla de maní, coco y tahini. Para la base, puede disfrutarlo con un batido de chocolate y mantequilla de maní o yogur griego natural y fruta. Le garantizamos que irá muy bien por la cobertura crujiente. Foto y receta: Karen McLean / Secret Squirrel Food

7. Yogur de almendras y anacardos

Si estás en el plan Whole 30 o decides eliminar los lácteos y el azúcar de tu dieta, este platillo apto para veganos es para ti. Los anacardos tienen una base cremosa y ofrecen grasas saludables, mientras que los dátiles medjool brindan un toque de dulzura. (Use las fechas con moderación si está siguiendo Whole 30). Una pizca de canela no es solo un potenciador del sabor, también puede ayudar a estabilizar sus niveles de azúcar en la sangre. Foto y receta: Ella Woodward / Deliciously Ella

8. Tazón de batido Green Dream

¡Como desayunar helado! Mientras que la bloguera de alimentos, Kathy Patalsky, usa un batido en polvo vegano para la base, puedes mezclar un puñado de tus verduras favoritas con yogur de coco sin azúcar, leche de almendras sin azúcar, sandía congelada y plátanos congelados. Las frutas hacen que este plato esté helado y suave. Cubra con rodajas de durazno y plátano, semillas de chía, nueces y bayas de goji para obtener beneficios antiinflamatorios adicionales. Foto y receta: Kathy Patalsky / Healthy Happy Life

9. Tazón de desayuno de pesto verde

El desayuno y el brunch no tienen por qué centrarse en huevos, cereales o batidos. Papas doradas ralladas y verduras mixtas llenan este abundante tazón, bañado en un pesto celestial. Una combinación saludable de hierbas, que incluyen albahaca, perejil y cilantro, hacen la salsa deliciosamente sabrosa. En lugar del tocino de cerdo típico, esta receta requiere tocino de coco, hecho con hojuelas de coco, aceite de oliva extra virgen, tamari, jarabe de arce y pimentón ahumado. Foto y receta: Sarah / Well and Full

10. Pudín de desayuno de alforfón y arándanos

Remojar el trigo sarraceno durante la noche lo suaviza y lo convierte en un tratamiento matutino cremoso. La prueba está en este delicioso pudín, que también incluye puré de arándanos casero. Simplemente mezcle dos tazas de arándanos con una cucharada o dos de jarabe de arce o miel hasta que se convierta en jarabe. Mezclar un plátano con el pudín de trigo sarraceno lo hace más cremoso y pegajoso. Exprime un poco de jugo de limón para redondear la dulzura. Foto y receta: Renee Blair / Life de Daily Burn

11. Receta de cuenco de quinua sabroso para el desayuno

Cambiar la quinua por avena le da a este plato un impulso de proteínas de origen vegetal y más fibra. Los tomates cherry y el aguacate refuerzan el factor nutricional y añaden color al plato, mientras que la albahaca fresca y el za'tar infunden un sabor fuerte. Si hierve un lote de huevos con anticipación, puede armar este plato en cinco minutos. Foto y receta: Renee Blair / Life de Daily Burn


11 recetas de tazones de desayuno con superalimentos para comenzar bien el día

Si comer limpio figura en su lista de objetivos para 2017, entonces el desayuno es el mejor lugar para comenzar. Eso significa disfrutar de alimentos saludables y eliminar los sabores artificiales, los azúcares añadidos y los conservantes de su dieta. Para la primera comida del día, es importante llenar su plato con alimentos nutritivos. Los estudios han demostrado que las personas que desayunan tienen más probabilidades de elegir alimentos saludables a lo largo del día, pueden concentrarse mejor en el trabajo o la escuela y tienen un mejor control de peso.

Ya sea que desee comenzar la mañana con algo dulce (como batidos y tazones de acai) o salado (huevos revueltos y cereales integrales), estas recetas de tazones de desayuno con superalimentos están repletas de alimentos abundantes y ricos en antioxidantes. Mézclalos para quedarte satisfecho hasta media mañana o el almuerzo.

11 recetas de tazones de desayuno con superalimentos

1.Receta de tazón de Berry Lucuma Acai (con Paleonola)

Predecimos que verá más lúcuma, una fruta peruana, apareciendo en los platos este año. El exterior se parece mucho a un aguacate y tiene una pulpa suave de color amarillo. También es una gran fuente de betacaroteno, zinc, hierro y calcio. En este delicioso tazón de batido de acai, la lúcuma en polvo le da un sabor suave y dulce y es una excelente alternativa al azúcar u otros edulcorantes naturales. Para aumentar aún más el factor dulce, la receta requiere mango, bayas y un plátano. Foto y receta: Ksenia Avdulova / Breakfast Criminals

2. Tazón Blue Morning Smoothie

No siempre tienes que recurrir a una tortilla para colar algunas verduras matutinas. El ingrediente sorpresa de este cuenco rico en antioxidantes: calabacín congelado. El plato también contiene espirulina, semillas de chía, leche de coco y mantequilla de anacardo para darle esa textura cremosa. Debido a que el calabacín tiene un 70% de agua, es súper hidratante y está lleno de fibra para mantenerte lleno. La espirulina es una microalga verde azulada que muchos vegetarianos y veganos comen por su proteína de origen vegetal, vitaminas B, hierro y selenio. Cubra su tazón con bayas de goji, semillas de cáñamo, semillas de cacao y fruta fresca para una nutrición máxima y un toque de dulzura. Foto y receta: McKel Hill / Nutrition Stripped

3. Tazón de desayuno de frijoles negros

Si está comiendo sándwiches de huevo y queso por la mañana, este tazón de huevo deliciosamente satisfactorio seguramente dará en el clavo. La col rizada con ajo y los frijoles sriracha picantes proporcionan fibra, mientras que el arroz integral agrega una bondad granulada. Siéntase libre de cambiar el arroz integral con quinua y mezclar con semillas de calabaza para obtener un buen crujido y una dosis de zinc. Cubra con un huevo frito y listo. Foto y receta: Lee Hersh / Fit Foodie Finds

4. Tazones de desayuno de frambuesa y diosa interior

Brillarás de adentro hacia afuera con este jugoso cuenco de rubí. Elaboradas con mangos, melocotones y frambuesas congeladas, estas frutas bajas en azúcar frenarán sus antojos de dulces. La leche de coco proporciona grasas saludables, mientras que la harina de lino y las semillas de chía aportan ácidos grasos omega-3 que aman el corazón. Espolvoree un poco de granola, nueces y coco rallado sin azúcar para un poco de crujiente. Foto y receta: Lindsay Ostrom / Pinch of Yum

5. Avena con Leche Dorada y Pepita Brittle

La cúrcuma definitivamente está teniendo un momento en el mundo de la nutrición. Esta súper especia se lleva el oro por sus beneficios antiinflamatorios. Si prefieres su sabor atrevido, corta el jarabe de arce o la miel. Luego, doble el jengibre molido, que realza el rico y picante sabor de la cúrcuma. La pepita quebradiza está hecha con ingredientes nutritivos y sabrosos, como pistachos, semillas de chía, semillas de sésamo negro, jarabe de arce y aceite de coco. También es la manera perfecta de agregar una textura sabrosa. Foto y receta: Phoebe Lapine / Feed Me Phoebe

6. Granola de trigo sarraceno con chocolate "Coco Pops"

Una alternativa baja en azúcar al cereal infantil popular, esta granola de chocolate “inflada” está hecha con trigo sarraceno, una semilla de una planta relacionada con el ruibarbo, semillas de cacao, mantequilla de maní, coco y tahini. Para la base, puede disfrutarlo con un batido de chocolate y mantequilla de maní o yogur griego natural y fruta. Le garantizamos que irá muy bien por la cobertura crujiente. Foto y receta: Karen McLean / Secret Squirrel Food

7. Yogur de almendras y anacardos

Si estás en el plan Whole 30 o decides eliminar los lácteos y el azúcar de tu dieta, este platillo apto para veganos es para ti. Los anacardos tienen una base cremosa y ofrecen grasas saludables, mientras que los dátiles medjool brindan un toque de dulzura. (Use las fechas con moderación si está siguiendo Whole 30). Una pizca de canela no es solo un potenciador del sabor, también puede ayudar a estabilizar sus niveles de azúcar en la sangre. Foto y receta: Ella Woodward / Deliciously Ella

8. Tazón de batido Green Dream

¡Como desayunar helado! Mientras que la bloguera de alimentos, Kathy Patalsky, usa un batido en polvo vegano para la base, puedes mezclar un puñado de tus verduras favoritas con yogur de coco sin azúcar, leche de almendras sin azúcar, sandía congelada y plátanos congelados. Las frutas hacen que este plato esté helado y suave. Cubra con rodajas de durazno y plátano, semillas de chía, nueces y bayas de goji para obtener beneficios antiinflamatorios adicionales. Foto y receta: Kathy Patalsky / Healthy Happy Life

9. Tazón de desayuno de pesto verde

El desayuno y el brunch no tienen por qué centrarse en huevos, cereales o batidos. Papas doradas ralladas y verduras mixtas llenan este abundante tazón, bañado en un pesto celestial. Una combinación saludable de hierbas, que incluyen albahaca, perejil y cilantro, hacen la salsa deliciosamente sabrosa. En lugar del tocino de cerdo típico, esta receta requiere tocino de coco, hecho con hojuelas de coco, aceite de oliva extra virgen, tamari, jarabe de arce y pimentón ahumado. Foto y receta: Sarah / Well and Full

10. Pudín de desayuno de alforfón y arándanos

Remojar el trigo sarraceno durante la noche lo suaviza y lo convierte en un tratamiento matutino cremoso. La prueba está en este delicioso pudín, que también incluye puré de arándanos casero. Simplemente mezcle dos tazas de arándanos con una cucharada o dos de jarabe de arce o miel hasta que se convierta en jarabe. Mezclar un plátano con el pudín de trigo sarraceno lo hace más cremoso y pegajoso. Exprime un poco de jugo de limón para redondear la dulzura. Foto y receta: Renee Blair / Life de Daily Burn

11. Receta de cuenco de quinua sabroso para el desayuno

Cambiar la quinua por avena le da a este plato un impulso de proteínas de origen vegetal y más fibra. Los tomates cherry y el aguacate refuerzan el factor nutricional y añaden color al plato, mientras que la albahaca fresca y el za'tar infunden un sabor fuerte. Si hierve un lote de huevos con anticipación, puede armar este plato en cinco minutos. Foto y receta: Renee Blair / Life de Daily Burn


11 recetas de tazones de desayuno con superalimentos para comenzar bien el día

Si comer limpio figura en su lista de objetivos para 2017, entonces el desayuno es el mejor lugar para comenzar. Eso significa disfrutar de alimentos saludables y eliminar los sabores artificiales, los azúcares añadidos y los conservantes de su dieta. Para la primera comida del día, es importante llenar su plato con alimentos nutritivos. Los estudios han demostrado que las personas que desayunan tienen más probabilidades de elegir alimentos saludables a lo largo del día, pueden concentrarse mejor en el trabajo o la escuela y tienen un mejor control de peso.

Ya sea que desee comenzar la mañana con algo dulce (como batidos y tazones de acai) o salado (huevos revueltos y cereales integrales), estas recetas de tazones de desayuno con superalimentos están repletas de alimentos abundantes y ricos en antioxidantes. Mézclalos para quedarte satisfecho hasta media mañana o el almuerzo.

11 recetas de tazones de desayuno con superalimentos

1. Receta de tazón de Berry Lucuma Acai (con Paleonola)

Predecimos que verá más lúcuma, una fruta peruana, apareciendo en los platos este año. El exterior se parece mucho a un aguacate y tiene una pulpa suave de color amarillo. También es una gran fuente de betacaroteno, zinc, hierro y calcio. En este delicioso tazón de batido de acai, la lúcuma en polvo le da un sabor suave y dulce y es una excelente alternativa al azúcar u otros edulcorantes naturales. Para aumentar aún más el factor dulce, la receta requiere mango, bayas y un plátano. Foto y receta: Ksenia Avdulova / Breakfast Criminals

2. Tazón Blue Morning Smoothie

No siempre tienes que recurrir a una tortilla para colar algunas verduras matutinas. El ingrediente sorpresa de este cuenco rico en antioxidantes: calabacín congelado. El plato también contiene espirulina, semillas de chía, leche de coco y mantequilla de anacardo para darle esa textura cremosa. Debido a que el calabacín tiene un 70% de agua, es súper hidratante y está lleno de fibra para mantenerte lleno. La espirulina es una microalga verde azulada que muchos vegetarianos y veganos comen por su proteína de origen vegetal, vitaminas B, hierro y selenio. Cubra su tazón con bayas de goji, semillas de cáñamo, semillas de cacao y fruta fresca para una nutrición máxima y un toque de dulzura. Foto y receta: McKel Hill / Nutrition Stripped

3. Tazón de desayuno de frijoles negros

Si está comiendo sándwiches de huevo y queso por la mañana, este tazón de huevo deliciosamente satisfactorio seguramente dará en el clavo. La col rizada con ajo y los frijoles sriracha picantes proporcionan fibra, mientras que el arroz integral agrega una bondad granulada. Siéntase libre de cambiar el arroz integral con quinua y mezclar con semillas de calabaza para obtener un buen crujido y una dosis de zinc. Cubra con un huevo frito y listo. Foto y receta: Lee Hersh / Fit Foodie Finds

4. Tazones de desayuno de frambuesa y diosa interior

Brillarás de adentro hacia afuera con este jugoso cuenco de rubí. Elaboradas con mangos, melocotones y frambuesas congeladas, estas frutas bajas en azúcar frenarán sus antojos de dulces. La leche de coco proporciona grasas saludables, mientras que la harina de lino y las semillas de chía aportan ácidos grasos omega-3 que aman el corazón. Espolvoree un poco de granola, nueces y coco rallado sin azúcar para un poco de crujiente. Foto y receta: Lindsay Ostrom / Pinch of Yum

5. Avena con Leche Dorada y Pepita Brittle

La cúrcuma definitivamente está teniendo un momento en el mundo de la nutrición. Esta súper especia se lleva el oro por sus beneficios antiinflamatorios. Si prefieres su sabor atrevido, corta el jarabe de arce o la miel. Luego, doble el jengibre molido, que realza el rico y picante sabor de la cúrcuma. La pepita quebradiza está hecha con ingredientes nutritivos y sabrosos, como pistachos, semillas de chía, semillas de sésamo negro, jarabe de arce y aceite de coco. También es la manera perfecta de agregar una textura sabrosa. Foto y receta: Phoebe Lapine / Feed Me Phoebe

6. Granola de trigo sarraceno con chocolate "Coco Pops"

Una alternativa baja en azúcar al cereal infantil popular, esta granola de chocolate “inflada” está hecha con trigo sarraceno, una semilla de una planta relacionada con el ruibarbo, semillas de cacao, mantequilla de maní, coco y tahini. Para la base, puede disfrutarlo con un batido de chocolate y mantequilla de maní o yogur griego natural y fruta. Le garantizamos que irá muy bien por la cobertura crujiente. Foto y receta: Karen McLean / Secret Squirrel Food

7. Yogur de almendras y anacardos

Si estás en el plan Whole 30 o decides eliminar los lácteos y el azúcar de tu dieta, este platillo apto para veganos es para ti. Los anacardos tienen una base cremosa y ofrecen grasas saludables, mientras que los dátiles medjool brindan un toque de dulzura. (Use las fechas con moderación si está siguiendo Whole 30). Una pizca de canela no es solo un potenciador del sabor, también puede ayudar a estabilizar sus niveles de azúcar en la sangre. Foto y receta: Ella Woodward / Deliciously Ella

8. Tazón de batido Green Dream

¡Como desayunar helado! Mientras que la bloguera de alimentos, Kathy Patalsky, usa un batido en polvo vegano para la base, puedes mezclar un puñado de tus verduras favoritas con yogur de coco sin azúcar, leche de almendras sin azúcar, sandía congelada y plátanos congelados. Las frutas hacen que este plato esté helado y suave. Cubra con rodajas de durazno y plátano, semillas de chía, nueces y bayas de goji para obtener beneficios antiinflamatorios adicionales. Foto y receta: Kathy Patalsky / Healthy Happy Life

9. Tazón de desayuno de pesto verde

El desayuno y el brunch no tienen por qué centrarse en huevos, cereales o batidos. Papas doradas ralladas y verduras mixtas llenan este abundante tazón, bañado en un pesto celestial. Una combinación saludable de hierbas, que incluyen albahaca, perejil y cilantro, hacen la salsa deliciosamente sabrosa. En lugar del tocino de cerdo típico, esta receta requiere tocino de coco, hecho con hojuelas de coco, aceite de oliva extra virgen, tamari, jarabe de arce y pimentón ahumado. Foto y receta: Sarah / Well and Full

10. Pudín de desayuno de alforfón y arándanos

Remojar el trigo sarraceno durante la noche lo suaviza y lo convierte en un tratamiento matutino cremoso. La prueba está en este delicioso pudín, que también incluye puré de arándanos casero. Simplemente mezcle dos tazas de arándanos con una cucharada o dos de jarabe de arce o miel hasta que se convierta en jarabe. Mezclar un plátano con el pudín de trigo sarraceno lo hace más cremoso y pegajoso. Exprime un poco de jugo de limón para redondear la dulzura. Foto y receta: Renee Blair / Life de Daily Burn

11. Receta de cuenco de quinua sabroso para el desayuno

Cambiar la quinua por avena le da a este plato un impulso de proteínas de origen vegetal y más fibra. Los tomates cherry y el aguacate refuerzan el factor nutricional y añaden color al plato, mientras que la albahaca fresca y el za'tar infunden un sabor fuerte. Si hierve un lote de huevos con anticipación, puede armar este plato en cinco minutos. Foto y receta: Renee Blair / Life de Daily Burn


Ver el vídeo: 26 DELICIOSAS IDEAS DE DESAYUNO QUE DEBES PROBAR (Enero 2022).